El presidente de Projusticia, Francisco Zugasti, ha sido condenado a siete meses de prisión por un altercado con la autoridad en los aledaños del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero

Los hechos se remontan al pasado 30 de diciembre, cuando Zugasti “se alteró” e insultó a uno de los agentes "en tono despectivo", según dicta la sentencia. Además, el acusado llegó a golpear al agente "en dos ocasiones en el pecho", por lo que este "procedió a reducirlo" utilizando una fuerza mínima. La Fiscalía pedía 20 meses de prisión, pero la pena se ha reducido a siete.

El acusado insta que acudió con roscón y matasuegras "a celebrar el fin de año" a las puertas del chalet junto a otros vecinos y que en ningún momento agredió a las autoridades.

Altercados en manifestaciones feministas y la Computense

Zugasti es conocido por acudir a manifestaciones feministas con un cartel en el que se puede leer "Stop Feminazis". Entre los hechos concretos que ha protagonizado destacan su altercado en la Universidad Complutense, previo a una charla en la que iban a participar Vox y Hazte Oír. Entonces, el ahora acusado empujó al decano de la Facultad de Derecho y le rompió la camiseta.

Otro de los momentos estrella llegó cuando el presidente de Projusticia denunció al expresidente del Gobierno, José Luiz Rodríguez Zapatero y su esposa "por maltrato doméstico" a sus hijas, al consentir su "sobrepeso" y llevarlas a visitar a Obama "ignorando sus modestos resultados académicos".