El 19 de julio de 2006, el Banco de Santander concedió a Soraya Sáenz de Santamaría un préstamo por valor de 385.000 euros para la adquisición de su actual vivienda, un chalet en un barrio exclusivo en una zona céntrica de Madrid. Son datos que constan en la declaración de bienes de la vicepresidenta del Gobierno ante el Congreso.

Es un préstamo para comprar una vivienda de la que la vicepresidenta se declara propietaria al 50%. La otra mitad, es de suponer, es de su esposo, el abogado del Estado, Iván Rosa, actualmente consejero de Telefónica, que desconocemos si para adquirir su parte pidió también un préstamo, como es la costumbre en la mayoría de los casos, de otro préstamo a la misma entidad bancaria.



Soraya ya tenía otro préstamo, en el Banco Pastor, pero cambió de entidad para pedir el nuevo préstamo
Soraya Sáenz de Santamaría contaba ya, así consta en su declaración en el Congreso, con otra hipoteca, esta del Banco Pastor, de 214.000 euros, para la compra de la vivienda en la que vivía antes de mudarse con su pareja.

En este momento, en el que afortunadamente se miran con detalle el patrimonio de políticos y altos cargos, nos ha parecido oportuno empezar por preguntarnos por los de los principales miembros del Gobierno, así como las condiciones en las que han accedido a esas posesiones.



Rajoy, seis inmuebles, cero hipotecas; Sánchez bonificación de Cajamadrid...
Mariano Rajoy, por ejemplo, declara ser propietario además de su vivienda habitual, de tres apartamentos, una plaza de garaje y una oficina, en dos de los casos en gananciales. Pero todo ello sin deber nada. Es decir, a pesar de sus considerables posesiones, el presidente no tiene en este momento ninguna hipoteca.

De Pedro Sánchez, el líder del PSOE, este lunes sabíamos que tenía dos viviendas, una en gananciales, cada una con un garaje, para cuya compra contaba con un préstamo de Bankia de 318.600 euros, obtenido cuando era consejero de la caja, por lo que obtuvo, lo que ha sido publicado, una bonificación del 30% en el tipo de interés. En su caso, euribor más el 1,25%. En su declaración, el dirigente socialista dice que paga una cuota mensual de 1.397,40 euros. En el PSOE explican que, si bien Sánchez obtuvo esa bonificación, a los trabajadores de la entidad se les daba una del 70%.

¿... Y el préstamo que la vicepresidenta logró del grupo bancario donde trabajaba su amigo?
En este contexto, parece que preguntarse por el préstamo de la vicepresidenta resulta oportuno... Pero es que además en su caso existe un hecho, quizás sólo casual, que puede hacer aún más necesario conocer los detalles. Cuando Soraya Sáenz de Santamaría y su marido, Ivan Rosa, pidieron el préstamo, tenían un gran amigo en la entidad a la que se lo pidieron. Nos explicamos.

'La gloriosa' y sus gloriosos miembros
Iván Rosa, como la vicepresidenta de profesión abogado del Estado, pertenece, con el número 34, a la que se conoce como 'la Gloriosa', la promoción que aprobó la oposición a la Abogacía del Estado el 29 de febrero de 1996, la misma semana en la que el PP de José María Aznar lograba vencer por primera vez en unas elecciones generales. 'La Gloriosa', un nombre que le dieron los propios miembros de la promoción, está formada por un grupo de hombres y mujeres que se han colocado en puestos muy relevantes de la administración y de la empresa privada.



Miembro de esa promoción es Jaime Pérez Renovales. De hecho, obtuvo el número 2... Cuando Sáenz de Santamaría, y su esposo, pidieron en 2006 su préstamo, su compañero de promoción, y amigo personal, Pérez Renovales, era secretario general y miembro del Consejo del Banco Español de Crédito, uno de los bancos del Grupo Santander, que concedió el préstamo a la vicepresidenta.

El consejero, a subsecretario
Prueba de lo excelente de la relación y de la confianza mutua de Soraya Sáenz de Santamaría en Pérez Renovales, tan pronto como fue nombrada vicepresidenta del Gobierno, pidió a Pérez Renovales que dejara el banco y se fuera con ella a Moncloa como su número dos. Y él no se lo pensó y dijo que sí, renunciando así a mucho dinero. Aunque no es mala inversión la que hizo.

Pero la pregunta parece clara: ¿En qué condiciones se produjo el préstamo que el Grupo Santander hizo a Soraya Sáenz de Santamaría para comprar su chalet? Lo hemos preguntado en la oficina de comunicación personal de la vicepresidenta. Y debemos reconocer que no hemos obtenido respuesta... Al menos no hasta el momento. Pero no perdemos la esperanza de que la vicepresidenta, que se presenta como gran promotora de la Ley de Transparencia, basada en el acceso a la información púbica y el Buen Gobierno, acabará por darnos los datos que hemos pedido sobre las características de su hipoteca.