El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. EFE/Archivo El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. EFE/Archivo



El proceso privatizador de la sanidad madrileña está basado en el argumento interesado, que no iluso, de ahorrar costes, que niega la experiencia de otros países, como Estados Unidos, que gastan mucho más en sanidad y no cuentan con la universalidad del servicio ni la calidad de la sanidad española. Pero es el argumento que esgrimen los altos cargos madrileños para defender su modelo, al punto de llegar a mentir para tapar el fiasco. El consejero Javier Fernández Lasquetty, en sede parlamentaria, aseguró que en 2012 no había deuda en la sanidad madrileña. La memoria del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) le desmiente y prueba que los gastos se incrementaron en 2.582 millones más, por encima del presupuesto.

El portavoz de Sanidad del PSM desmonta la mentira de Lasquetty
El portavoz de Sanidad los socialistas en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, desmontó la mentira del consejero, este jueves, durante el pleno regional. El presupuesto de 6.882 millones de euros aprobado para 2012 no fue suficiente para cubrir el plan sanitario del Gobierno del PP en Madrid y se necesitaron 2.582 millones de euros más.

"Usted dijo que no había deuda por encima del presupuesto"
Los números han quedado reflejados en la memoria del SERMAS, publicada en agosto pasado y, además, en la breve liquidación que el Gobierno de Ignacio González entregó a los grupos en la oposición.

Freire le ha recriminado a Lasquetty que cuando le preguntó por la deuda sanitaria en la comisión de presupuestos, el 21 de noviembre de 2012 “usted dijo que no había deuda ni gasto por encima del presupuesto”. Los 2.582 millones de euros adicionales “es una cuantía tan increíblemente grande que es imposible que el consejero no lo supiera”, le señaló el socialista, que posteriormente le acusó de “mentir en sede parlamentaria”.

El Grupo socialista reprobará al consejero
Freire anunció ahí mismo que su Grupo presentará la “reprobación” del consejero Lasquetty, a quien reprochó su pésima gestión y su “fracasado” plan de privatización, que “ha metido a la Comunidad en un inmenso berenjenal sanitario”.

Más recursos a los hospitales privados que a los públicos
El portavoz socialista habló del deterioro de los hospitales públicos de la región y de la ocultación de datos a los ciudadanos, como que el Gobierno madrileño “está dando a los hospitales privados y privatizados más recursos que a los públicos, que de hecho se quedan con lo que sobra una vez dado a los privados aquello que fijan los contratos”.

345 millones más de los 627 millones asignados a las clínicas privadas
No es de extrañar que la consejería de Lasketty haya sobrepasado el presupuesto del año pasado en 2.582 millones euros, teniendo en cuenta datos conocidos, como el dinero destinado por la Comunidad Madrid a los conciertos con clínicas privadas, que en 2012 contaba con un presupuesto de 627 millones de euros y terminó con un gasto de 972 millones, o sea, 345 millones más, según la memoria de actividades del SERMAS.

La Comunidad paga casi un millón al mes por un hospital cerrado
O el dato del hospital de Collado Villalba, con el modelo público privado, que fue terminado en enero de 2013 y que aún no ha abierto sus puertas, pero genera un gasto al mes de unos 900.000 euros.Es lo que paga la Comunidad de Madrid a su adjudicatario, IDC Salud (antes, Capio) en concepto de mantenimiento y amortización.