José Antonio Monago ha anunciado que pretende convocar una consulta para que los extremeños decidan si quieren que gobierne la lista más votada. ¿Dónde estaba el presidente extremeño cuando en las elecciones pasadas se impuso en varios municipios cacereños con acuerdos con otras formaciones, a pesar de que el PSOE fue la lista más votada.

"Hay que derrotar a la vieja política"
A su estilo rimbombante, sin avisar a los suyos –estaban Soraya Sáenz de Santamaría y Alberto Núñez Feijóo-, Monago hizo su anuncio durante un desayuno informativo de nueva Economía Fórum en el hotel Ritz de Madrid, este lunes. "Hay que derrotar a la vieja política que defiende que tres son más que uno, todos los partidos tienen que compartir este principio o actuarán como la peor de las castas. El presidente debe decidirse en las urnas y no en el Parlamento", dijo el dirigente popular, tan dado al populismo.

Monago propuso incluir en su consulta, además, que se pregunte a los extremeños sobre la posibilidad de bajar a un límite del 3% de votos para acceder al Parlamento autonómico (ahora fijado en el 5%), y sobre la reducción del número de diputados.

Doble vara de medir del PP 
La idea de que gobierne la lista más votada no es, sin embargo, nueva dentro del Partido Popular, y el propio Mariano Rajoy lo ha defendido, recientemente, en una entrevista en Onda Cero. Claro que tenía el ojo echado a Andalucía, donde finalmente el mayor número de votos ha ido al PSOE y el PP ha optado por traicionar lo defendido por su líder y no apoyará la elección de Susana Díaz a la Presidencia.

En agosto pasado, el Gobierno anunció su intención de reformar la Ley Electoral para asegurar que gobernara la lista más votada en los comicios del 24 de mayo, una decisión que tuvo poco recorrido, por la oposición del resto de fuerzas políticas, especialmente del PSOE y las denuncias de pucherazo.

El PSOE ganó en varios municipios de Cáceres, pero gobierna el PP
José Antonio Monago era el líder del PP extremeño cuando en las elecciones pasadas varios municipios de Cáceres dieron el mayor número de votos al PSOE y, sin embargo, el PP no lo respetó e impuso su mandato con acuerdos con otras fuerzas. Fue el caso de Valencia de Alcántara, Brozas, Alcuéscar o Madrigalejo, todos municipios de Cáceres. Por eso no cuela ahora la pose de ultrademócrata del presidente extremeño.