El empresario José Luis Ulibarri. EFE/Archivo El empresario José Luis Ulibarri. EFE/Archivo



El empresario José Luis Ulibarri, imputado en el caso Gürtel, se ha quedado con la cabecera de El Mundo en Valladolid, según adelantó El Economista. La editora del diario, Unidad Editorial consigue así deshacerse de la edición vallisoletana en medio de su delicada situación económica que le ha obligado a un ERE que afectó a 110 trabajadores en todas las cabeceras del grupo y que en el caso de Valladolid supuso el despido de 14 empleados.

 Pagó un millón de euros a la Gürtel de comisión
Ulibarri, uno de los empresarios cuyo apellido más ha sonado en el caso Gürtel, ha visto confirmada su imputación en este proceso en febrero pasado, cuando la Audiencia Nacional alegó que existen datos incriminatorios suficientes contra él.

El empresario está imputado en esta causa por delitos de cohecho, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública. Según la investigación, Ulibarri reconoció que pagó un millón de euros a la sociedad Consultoría y Gestión de Inversiones, dirigida por el también imputado Jacobo Gordon, y empresa que forma parte de la trama, por acelerar una licencia de obras del Ayuntamiento de Madrid para su constructora UFC. Sin embargo, la Policía sospecha que el dinero pagado por el empresario no está relacionado con una intermediación en Madrid, como alega Ulibarri, sino de una operación sobre una parcela en el madrileño municipio de Boadilla del Monte.

Su imperio mediático
Con la operación realizada con El Mundo, Ulibarri amplía su imperio mediático, que incluye el 50 por ciento de la Televisión de Castilla y León, el Diario de León, el Diario de Soria y el Correo de Burgos, además de poseer varias emisoras de radio que emiten con el nombre de Castilla y León Radio tras la desaparición de Punto Radio, con la que estaba asociada.

Por parte de Unidad Editorial, la editora de El Mundo, la operación forma parte del  proceso de ajuste que ha puesto en marcha, aunque ha rechazado que de momento este modelo se vaya a extender al resto de delegaciones del diario. RCS, la matriz italiana del grupo mediático anunció el lunes pasado un ahorro de 80 millones en costes de personal para este año. Un ahorro al que le han obligado las pérdidas con las que cerró 2012: 32,2 millones de euros.