El ministro de Justicia, Rafael Catalá, se ha mostrado partidario de abrir el "debate" sobre si es necesario sancionar a los medios de comunicación que publiquen informaciones sobre investigaciones judiciales en curso, con el fin de proteger la "confidencialidad" y la presunción de inocencia.

Catalá ha planteado esa propuesta, que ha precisado que no está en la agenda política del Gobierno ni en ninguna de las reformas legislativas en marcha, en un almuerzo en el Círculo Ecuestre de Barcelona en el que un abogado le ha preguntado sobre la vulneración de la presunción de inocencia en los juicios paralelos.

"Sancionar con firmeza"
El ministro ha considerado que es necesario "sancionar con firmeza" a los que filtren información que sea objeto de investigaciones judiciales y ha defendido que sería "un buen debate trasladar la sanción al medio e imponer la obligación de la no publicación de la información". "No estaría de más que pudiésemos debatir sobre esto, si de verdad nos creemos que es bueno no vulnerar el principio de presunción de inocencia", ha añadido Rafael Catalá.

Debate sobre los controles
Posteriormente, en declaraciones a la prensa, el ministro se ha mostrado favorable a "someter a debate dónde poner los controles" en los casos de filtraciones de investigaciones judiciales o bajo secreto de sumario, "si en el que transmite la información o en el que la pública". Catalá ha puntualizado que se trata de una "reflexión" que debería ser objeto de un análisis por parte de la sociedad y de los poderes públicos.

Presunción de inocencia
El ministro ha lamentado que, en muchas ocasiones, la "presunción de culpabilidad" sustituye a la presunción de inocencia, de manera que el hecho de estar imputado se convierte en condena anticipada. Para Catalá, la falta de confidencialidad de los procesos en instrucción penal supone una "falta de respeto a la presunción de inocencia", un asunto que, en su opinión, difícilmente se podrá arreglar "con leyes".