El exconcejal de San Antonio de Benagéber (Valencia) Felipe del Baño, imputado por un posible delito de prevaricación administrativa, ha tomado hoy posesión del escaño de diputado del grupo popular de Les Corts Valencianes en sustitución de Juan Cotino. EFE



imputado a imputado, así funcionan las cosas en el PP valenciano. Este miércoles se ha sentado en las Cortes Valencianas el sustituto de Juan Cotino, que dejó su escaño cercado por acusaciones de presunta corrupción. Pero el nuevo diputado, Felipe del Baño, ha estrenado su escaño a pesar de estar imputado por un posible delito de prevaricación administrativa en la concesión de contratos por 100.000 euros.

El nuevo diputado dice que tiene el respaldo del partido
El presidente valenciano, Alberto Fabra, que promete una y otra vez mano dura contra la corrupción no ha hecho nada para que Felipe del Baño no llegara a las Cortes regionales. Lo ha confirmado éste, en declaraciones a los medios recogidas por el diario Levante. En ningún momento” – ha dicho- nadie le ha pedido que no ocupara el escaño, es más, ha asegurado que se siente respaldado por el partido.

Imputado por presunta prevaricación 
Felipe del Baño, exconcejal en San Antonio de Benagéber, está imputado, junto al alcalde de ese municipio, por un posible delito de prevaricación administrativa en la adjudicación de dos contratos por un importe total de 100.000 euros. El caso lo lleva el Juzgado de Instrucción número 6 de Paterna.

Dos contratos sospechosos de 50.000 euros cada uno
El grupo municipal Plataforma San Antonio de Benagéber (SAB) fue el que presentó ante la Fiscalía la denuncia de una "contratación verbal" de un trabajo de jardinería por un importe de 50.000 euros y otra de una serie de libros conmemorativos del municipio "que no han aparecido pero por los que se pagó unos 50.000 euros".

Felipe del Baño dejó su puesto de concejal el pasado 22 de septiembre, dos días antes de que se conociera su imputación judicial en este caso, aunque él alegó que se marchaba por motivos personales.