El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Olli Rehn (dcha) conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos (c), antes del inicio de la reunión de ministros de Finanzas de la UE en Bruselas (Bélgica), este  viernes 22 de noviembre de 2013. EFE El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Olli Rehn (dcha) conversa con el ministro español de Economía, Luis de Guindos (c), antes del inicio de la reunión de ministros de Finanzas de la UE en Bruselas (Bélgica), este viernes 22 de noviembre de 2013. EFE



El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha dejado al descubierto que el Gobierno tiene un plan  para dar una vuelta de tuerca a la reforma laboral. Según ha dicho, ha recibido por parte del Ejecutivo español datos sobre medidas “adicionales”, “una segunda ronda de la reforma del mercado laboral”. Más claro ni el agua. Pero el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó este viernes que España cumplirá en 2014 con el objetivo de reducción de déficit del 5,8 % marcado por Bruselas sin adoptar más medidas.

Las diferencias entre los pronósticos sobre crecimiento
De Guindos afirmó que "las diferencias” entre las previsiones de crecimiento del Gobierno y de la Comisión son “tan pequeñas" que no haría falta cambiar nada. Bruselas calcula que España crecerá un 0,5% y reducirá el déficit hasta el 5,9%, mientras el Gobierno español prevé un crecimiento del 0,7% y cumplir el déficit. "Eso cubre de alguna forma la décima de desviación en la ejecución del déficit público", ha dicho el ministro de Economía, que confía en que los pronósticos que se cumplan sean los del Ejcutivo.

Bruselas exige detalles sobre los recortes
Pero las cosas no son tan fáciles como el ministro pinta. Bruselas quiere claridad en las cuentas. Aparte de reclamar ajustes adicionales en 2014, la Comisión ha ido más allá y ha pedido al Gobierno que detalle los recortes que tiene previsto hacer en 2015 y 2016 para corregir su déficit excesivo.

Un recorte de 2.500 millones de euros para cumplir el déficit
Por lo pronto, Bruselas ha cifrado el recorte necesario para cumplir con el déficit en los Presupuestos que tramita el Congreso en 2.500 millones de euros. Jeroen Dijsselbloem ha dicho que la Comisión está “a la espera de los detalles concretos del ajuste fino de la reforma laboral”, a través de “medidas de fondo, concretas y con enjundia, basadas en el plan nacional de reformas”.

De Guindos pone a salvo la bajada del IRPF
De Guindos ha dicho que esto no pone en duda la rebaja de impuestos, en particular del IRPF, que ha anunciado el Gobierno en 2015. "El Gobierno español por supuesto que va a tener margen para llevar a cabo la reforma fiscal que tiene previsto anunciar a mediados del año que viene", ha defendido el ministro.

¿Más recortes en prestaciones, como en julio?
En cuanto a la reforma laboral, el Gobierno sólo ha confirmado “modificaciones como la simplificación de contratos y la ampliación del contrato definido de apoyo a emprendedores y a trabajadores a tiempo parcial”, pero no ha dicho nada sobre más recortes en las prestaciones, como sí sucedió en la reforma laboral aprobada en julio.