El empresario Manuel Muñoz Medina, denunciado por la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, por una agresión machista, ha presentado su "renuncia irrevocable" de la vocalía que ocupaba en la Cámara de Comercio de Sevilla, tras ser requerido para ello por la institución.

En un comunicado, la Cámara de Comercio ha explicado que los miembros de su comité ejecutivo han decidido adoptar esta medida ante una actuación "reprobable y de ofensa" y ha reiterado sus disculpas a Rodríguez, que ya le trasladó a través de un escrito horas después de producirse el incidente.

La Cámara de Comercio considera que los hechos acaecidos el pasado martes en la sede de este organismo, cuando el empresario se abalanzó sobre la dirigente de Podemos y simuló darle un beso en la boca, son "ofensivos hacia su persona" y "nunca deberían producirse". Asimismo, señala que el presidente de la institución, Francisco Herrero, mantuvo una conversación telefónica con Rodríguez en la que le manifestó que "nunca se había producido una situación de ofensa a ningún representante político en la institución cameral".

Críticas a su conducta
En el escrito enviado a la responsable regional de Podemos se ponía de manifiesto que Muñoz Medina "recibiría el apercibimiento que merecía su conducta", algo que se trasladó tras recibirse también una carta de la dirigente política en la que manifestaba su malestar.

Rodríguez anunció ayer que había emprendido acciones legales contra Muñoz Medina, presidente de la empresa Guadarte, a quien acusa de una agresión machista al abalanzarse sobre ella y simular besarla, un incidente que el denunciado achaca a que había bebido. La portavoz andaluza de la formación morada relató en su página de Facebook que el pasado martes acudió a un acto en la Cámara de Comercio de Sevilla, al término del cual dos hombres le salieron al paso y uno de ellos "se abalanzó" sobre ella y tras empujarla, le "amordazó la boca con la mano" mientras simulaba besarla.

El empresario denunciado admitió, en declaraciones al diario 'El Independiente.com', que "estaba ebrio" y dijo que se pasó "siete pueblos", además de calificar el incidente denunciado por Rodríguez como una "broma desafortunada" y asegurar que se siente "totalmente avergonzado".

Polémico empresario
Muñoz Medina, de 72 años, es presidente de la empresa Guadarte, fundada por él a principios de los años ochenta en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y que se dedica a la venta de muebles y objetos de decoración.

En una entrevista concedida en febrero de este año a la Cámara de Comercio de Sevilla, el polémico empresario sacó pecho de su poca preparación y su nulo conocimiento de idiomas: "Soy Manuel, no Don Manuel porque no tengo ninguna preparación. No soy ni economista ni abogado. Me hubiera encantado pero no sé inglés".

Algo que a su entender no es un impedimento: "Sin saber idiomas usted va a cualquier lugar con la tarjeta oro y dice ‘quiero una azafata que me acompañe. A trabajar y si es fea mejor".