Ignacio González está cada vez más solo. Ya no es sólo que la prensa le dé por fallecido políticamente, es que en su partido son muy pocos los que se mojan por él. Y cuando hablamos de su partido no sólo nos referimos al Partido Popular, donde nunca ha sido muy apreciado, sino a la filial en Madrid, de la que él es secretario general. Porque podría esperarse que el partido que aspira liderar electoralmente hubiera dado una muestra de apoyo mayor que el triste comunicado que han hecho público.

En él destaca que no aparezca por ningún sitio el nombre de Esperanza Aguirre, presidenta del partido, y que sólo lo firmen los vicesecretarios del PP de Madrid, Gádor Ongil y Bartolomé González “en su nombre y en el de muchos militantes que se han dirigido a la formación popular durante estos días mostrando su apoyo al presidente de la Comunidad”.

“Montones de mensajes
Una referencia que se parece mucho a ese indeterminado grupo de gente que, según ha dicho hoy Ignacio González, le han mandado “montones de mensajes de apoyo y cariño”, pero que no ha explicitado más allá de hablar de “militantes, concejales y alcaldes”. Sin embargo, en público es difícil encontrar a alguien que ponga la mano en el fuego por él, tanto en el PP de Madrid como en el nacional. Y salta a la vista la ausencia de Aguirre en el comunicado

Aguirre da la cara tras cuatro días
De hecho, han pasado cuatro días hasta que se ha sabido algo de Aguirre, que hoy ha tenido que responder asaltada por los periodistas a su llegada a una conferencia en la Fundación Villacisneros. Ha sido después de que se hiciera público el comunicado y tras la información publicada por ELPLURAL.COM donde se desvelaba la monumental bronca que tuvo con Ignacio González por no dar la cara por él. Finalmente, Aguirre ha tenido que señalar que su pupilo tiene todo su apoyo “para ser candidato”y ha dicho que "ha demostrado, como no ha demostrado ningún político, de dónde sacó el dinero, cómo lo compró, qué credito tomó" para hacerse con el piso en Estepona.