El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, Soraya Rodríguez y  Fernando López Aguilar en la Conferencia Política. Foto: PSOE El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, Soraya Rodríguez y Fernando López Aguilar en la Conferencia Política. Foto: PSOE



Con motivo de la Conferencia Política que están celebrando este fin de semana en Madrid, los socialistas se han comprometido a acabar con las diferencias en las retribuciones entre hombres y mujeres. Por ello, apuestan por crear un registro empresarial obligatorio de todos los sueldos, desagregados por sexo. Los socialistas buscan poner fin al hecho de que las mujeres cobren un sueldo menor y, por eso tengan menos prestación por desempleo y, cuando sean mayores, pensiones más bajas.

Blindar la Sanidad y renovar el Parlamento
El PSOE también se ha comprometido a blindar la cobertura sanitaria en la Constitución y estudiar el sistema electoral vigente al estar cuestionado por la sociedad. En este sentido, los socialistas apuestan por renovar el Parlamento y reforzar la actividad de los congresistas y los senadores. Serán además las Cortes las que tengan que aprobar siempre las operaciones militares  en las que se involucre nuestro país. Los programas electorales deben ser exigibles.

Prohibir los partidos fascistas
Los socialistas no han ocultado su preocupación ante el aumento del populismo y los partidos xenófobos. “No deberíamos estar tan preocupados por el déficit económico, sino por el déficit democrático”, han explicado sus dirigentes. En este sentido, el PSOE pide prohibir por ley la existencia de partidos xenófobos y fascistas.

Republicanos pero apuestan por la monarquía
Paralelamente, la ponencia  aprobada en la Conferencia Política que se ha celebrado este fin de semana en Madrid asegura que el PSOE reivindica su tradición republicana, pero defiende el pacto constitucional por la Monarquía porque no hay apoyo suficiente a la República. A ello añaden la exigencia de que la institución actúe en base a unos principios de "mayor austeridad, mayor transparencia y más eficacia".

Ésta ha sido la única conclusión del nuevo ideario socialista que ha suscitado el rechazo de una buena parte de los miembros de la Conferencia muy críticos con la institución monárquica.

Su postura frente a la Iglesia
En el nuevo ideario socialista también se contempla la eliminación de la casilla de aportación a la Iglesia católica de la declaración de la renta. Los socialistas quieren que la Iglesia y el resto de confesiones se financien a través de las aportaciones voluntarias de los particulares. Se muestran asimismo favorables a que paguen el IBI las propiedades eclesiásticas que no son propiamente lugares de culto -no quedando exentos de esta tasa los monumentos o los colegios católicos-.

La comisión ha aceptado también denunciar los acuerdos con la Santa Sede si el PSOE vuelve a gobernar y exigir una escuela completamente laica.

Independencia judicial
Por último, el PSOE se ha comprometido a modificar el sistema de elección de los cargos de los órganos constitucionales, a fin de que haya un menor peso partidista. Al mismo tiempo, profundizarán en la independencia judicial (ningún juez podrá estar afiliado a partido político alguno).