Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el también presidente provincial del PP y su exesposa Amparo Fernández presentaron la semana pasada una lista de bienes susceptibles de ser embargados para hacer frente a la posible responsabilidad civil derivada del juicio contra ellos por cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal.

Fianzas para todos
En el caso de Amparo Fernández, el instructor fijó la fianza en 1,7 millones de euros. El juicio oral también se ha abierto contra el empresario Vicente Vilar y su exesposa Montserrat Vives, a quienes se les ha impuesto una fianza de 800.000 euros.

Fabra quiere la prescripción
Tras conocer la apertura del juicio oral, Carlos Fabra reiteró su inocencia y su "firme convencimiento" de que será absuelto, y anunció que interpondrá un recurso ante el Tribunal Constitucional para solicitar la prescripción de los delitos fiscales.

Blanqueo con hipotecas
Precisamente hoy se ha conocido que la acusación popular acusa a Carlos Fabra de haber firmado hipotecas que no podría pagar con el fin de blanquear dinero. Según ha apuntado la Cadena SER, el presidente del PP de Castellón compró un piso de 200 metros cuadrados en la exclusiva plaza de Las Salelas de Madrid, en el año 2002, a través de una hipoteca con Bancaja por un importe de 691.000 euros.

Vencimiento, a los 98 años
La acusación popular argumenta que dado el elevado importe de la hipoteca, Fabra no podría hacer frente a la misma con su sueldo público. Además, señala que el vencimiento de esta deuda tendría lugar cuando el expresidente de Castellón tuviese 98 años. Lo habitual es que las entidades bancarias limiten la amortización a los 70 años.