Nació en Tarragona, pero en plena adolescencia, Alejandro Cao de Benós se empezó a interesar por Corea del Norte. Desde que fundara una asociación de amistad con el país que constituye una de las peores dictaduras del mundo, han pasado 25 años. En todo ese tiempo este catalán ha conseguido estrechar lazos con la dinastía Kim hasta el punto de convertirse en el único ‘delegado especial’ que reconoce el Gobierno de Corea del Norte en el extranjero.

En una entrevista concedida a ELPLURAL.COM, Cao de Benós defiende a capa y espada el régimen norcoreano y lanza la siguiente advertencia: “Si Trump aprieta el botón, responderemos y desaparecerá la humanidad”.

¿Cómo un catalán se convierte en el único representante extranjero de un país como Corea del Norte en el que la pobreza, las ejecuciones públicas y las torturas están a la orden del día?

El 90% de la información que llega a España sobre Corea del Norte es falsa. Estamos acostumbrados a que medios de comunicación de todo el mundo publiquen que en Corea del Norte hay ejecuciones o campos de concentración… Es puro sensacionalismo sin ninguna fuente.

Respecto a la primera parte de la pregunta, fue con 16 años, hace ya 25 años, como comunista y revolucionario que era, cuando en los años 90, en un momento crítico en el que desaparecía el socialismo en casi todo el mundo excepto en Corea del Norte -que continuaba enarbolando la bandera roja del socialismo-, decidí unirme a este proyecto creando una asociación de amistad con Corea del Norte. Lo que luego me llevó a convertirme en ‘delegado especial’, siendo el primero y el único en la historia de Corea del Norte. Algo que sucedió en 2002, por el aprecio que la República tenía hacía mí y por todo el trabajo internacional que había hecho en defensa del país.  

La ONU sigue denunciando que Pyongyang comete violaciones sistemáticas de derechos humanos como la detención y reclusión arbitraria de presos políticos o desapariciones forzosas.

La ONU también decía que había armas de destrucción masiva en Irak… Es un organismo que está dominado y manipulado por las grandes potencias. No tiene absolutamente nada de imparcial. La ONU tampoco ha parado los pies a Estados Unidos a la hora de atacar de forma unilateral a países como Libia.

Usted dice que empezó su vinculación con Corea del Norte durante los años 90. No podrá negar que entonces le sedujo un país en el que la gente moría de hambre.

La hambruna empezó  en 1994. He vivido la época más dura de Corea del Norte. Lo he visto, lo he vivido y he ayudado, aunque sea mínimamente, a superar  ese bache económico. Afortunadamente, a partir del año 2000, se recuperó la economía y esa época tan trágica en Corea del Norte quedó atrás.  

En cualquier caso, ¿no le resulta difícil representar una dictadura comunista en un país como España, en el que existen plenas libertades?

España no es un país realmente democrático. Cualquiera que vaya contra el sistema o tenga ideas diferentes tendrá problemas con la justicia o no podrá encontrar un puesto de trabajo. Si un español pone en su currículum que es comunista nadie le dará de comer, nadie le contratará. Decir que en España hay igualdad de oportunidades es una falacia. España es una oligarquía donde los poderosos controlan todo. Además, los argumentos que se usan para insultar a Corea del Norte son muy ridículos. Están siempre intentando demonizar al país.

Entonces explíquenos, ¿cómo es la ‘verdadera’ Corea del Norte?

Es un país diferente basado en el sistema socialista donde los medios de producción pertenecen al pueblo. La vivienda es gratuita, no existen alquileres ni hipotecas, no existe la Agencia Tributaria, no se pagan impuestos…  El pueblo es soberano, dueño de su destino porque no depende militar o económicamente de otras potencias como España. Es un país pequeñito que lo único que desea es vivir en paz y desarrollar  una sociedad basada en la igualdad.

Si en Corea del Norte todo es tan maravilloso como usted describe, ¿por qué uno no puede coger la mochila y visitar el país como quien va a Alemania o a Francia?

Porque tenemos una situación de guerra con los Estados Unidos, país desde el que están intentando infiltrar personal de la CIA, terroristas…  Tenemos mucho cuidado de quien entra al país. Por eso solo dejamos pasar a las personas en las que confiamos, a las personas que sabemos que no van a hacer daño al país.

¿Qué requisitos se deben cumplir para visitar el país? ¿Cuáles son los trámites a seguir?

No es lo mismo un empresario, que un periodista, que un turista. Si hablamos de un ciudadano español ‘normal’, solo necesita el pasaporte y un par de fotos. Acto seguido rellena un formulario con los datos personales y ya está. Nada más.

¿Es Corea del Norte una democracia?

Sí. Es una democracia popular, que no capitalista. En Corea del Norte el pueblo es dueño de su destino.

¿Si es una democracia, por qué siempre gana la misma dinastía desde hace 60 años?

Actualmente, nosotros tenemos un parlamento de 687 diputados en el que están integrados tres partidos políticos. Y además, tenemos asientos independientes que son votados cada 5 años por votación universal (cualquier persona mayor de 17 años puede votar  o ser votado). Es este parlamento quien decide quién va a ser el líder del país. Es el Parlamento el que decide seguir con la misma línea porque la mayoría está contenta.

Cuándo dice mayoría, ¿por cuánto gana Kin-Jong un?

Normalmente mayoría absoluta o unánime. La unión es prácticamente unánime.

¿Conoce a Kim Jong-un en persona? ¿Cómo es ‘el gran líder’?

Le he podido dar la mano, pero no he podido hablar personalmente con él. Mis relaciones normalmente son con el vicepresidente y el presidente del Parlamento.

La tensión entre ‘su país’ y Estados Unidos han provocado que las búsquedas en Google sobre la "tercera guerra mundial" marquen un nuevo récord. ¿Podría tranquilizar a la población y decir que no va a haber una tercera guerra mundial?

No lo puedo garantizar. Eso está totalmente en manos de Estados Unidos. Simplemente le puedo decir lo que va a hacer Corea del Norte si Estados Unidos lanza un solo misil sobre el país: responderemos de forma contundente con misiles nucleares destruyendo las bases militares de Estados Unidos en el Pacífico y luego golpearemos cualquier base norteamericana. Entraríamos en una guerra nuclear militar seguro. Todo depende de que el señor Trump apriete o no el botón.

Por tanto, ¿si Trump aprieta el botón estamos ‘jodidos’, porque Corea del Norte también lo hará?

Sí. Todo el mundo estará jodido. Sin ninguna duda. En 1945, con la capacidad que se tenía entonces, era suficiente para cambiar el mundo tal y como lo conocemos. Ahora contamos con bombas termonucleares, así que podemos imaginar fácilmente la repercusión que tendría  algo así. Desaparecería la humanidad tal y como la conocemos hoy en día.

¿Es decir, Corea del Norte, con su potencia militar, puede hacer desaparecer el mundo?

Usted mismo puede informarse de lo que son las bombas termonucleares. En Corea del Norte deseamos la paz pero no la mendigamos. No habrá mundo sin Corea. Si Estados Unidos ataca, Corea del Norte responderá. Y si responde, al tener bombas termonucleares, aunque el objetivo no sea Europa, la reacción se extenderá a Europa.

Mucha amenaza pero ¿qué falla más, el GPS de Trump o los misiles de Coreal del Norte?

Los misiles de Corea del Norte se disparan regularmente y la mayoría funcionan… Claro que la tecnología de misiles a veces falla. Pero falla uno, no la mayoría.  Alguno fallará, pero otro funcionará.