Santiago Lucas-Torres y su hermano, Antonio Lucas-Torres.



El alcalde del PP de la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana y presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha, Santiago Lucas-Torres, certificó el 9 de noviembre de 2005 unas obras en su pueblo por valor de 50.000 euros que no se habían realizado, según el acta notarial a la que ha tenido acceso ELPURAL.COM (ver documento). La notaria Pilar Lorán deja claro que el 13 de diciembre del mismo año “observa por apreciación directa, no existir en el solar excavación de obra alguna, ni tampoco movimientos de tierra (sic)”.

Factura falsa para obras falsas
No solo Lucas-Torres certificó, firmó y dio por buenos unos trabajos que no se había ejecutado, también avaló la factura falsa por valor de 50.000 euros que este periódico también ha podido conseguir y que adjunta (pinchar aquí) a la crónica, donde se refleja  de forma detallada y cuantificada el “acondicionamiento del terreno, la red de abastecimiento y saneamiento, cimentaciones y estructuras”, cuando en realidad, siempre según el acta notarial, no se había puesto ni un solo ladrillo. ¿Por qué Lucas-Torres certificó unos trabajos ficticios?

La foto de la verdad…
Los hechos eran tan aplastantes, tan contundentes, que  la titular de la Notaría de Campo de Criptana accedió a que se tomarán distintas fotografías “que reflejarán el estado general de dicha finca, en el preciso momento de personarme”. Y tanto, ya que en una de esas fotografías “notariales” aparece incluso ella misma, Pilar Lorán. Instantánea a la que de la misma forma ha accedido nuestro periódico, donde se puede comprobar que en el lugar de las obras solo hay vehículos estacionados. Ni cimentaciones ni estructuras ni abastecimientos. Nada de nada, pero el alcalde no dudó en acreditar la ejecución de unos trabajos fantasmas.

…El certificado de la mentira…
Acreditación que en toda la documentación lleva la firma del alcalde Santiago Lucas-Torres, autentificando y certificando unas obras inexistentes para la ampliación de la casa de la cultura de la localidad, si bien es cierto que dichos trabajos se ejecutaron meses después, pero nunca en el mes de noviembre como reza el documento de “Aprobación Certificación nº1” que ELPLURAL.COM muestra para registrar la mentira (ver documento).



…Y la orden de pago de obras ficticias”
Aún es más, los trabajos se adjudican el 8 de noviembre de 2005 y 24 horas después, el 9 de noviembre, el alcalde firma la única certificación de obra por importe del total de la concesión, que es de 50.000 euros, lo que se deduce que la empresa logró todo un hito en la historia de la construcción, ya que, siempre según estos documentos, las obras detalladas en la factura se realizaron en una tarde. Imposible de ejecutar, claro, lo que no impidió a Lucas-Torres, hermano, por cierto, del delegado del Gobierno de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Antonio Lucas-Torres, ambos políticos de confianza de María Dolores Cospedal, de ordenar el pago de los 50.000 euros a la empresa “Construcciones Alcañiz de la Guía”, a pesar de que las obras, como ha quedado demostrado, no se habían realizado.

El inspector no se lo creyó
Pero aquí no quedan las maniobras del alcalde de Campo de Criptana. Advertido el 16 de diciembre de que un técnico de la Junta de Comunidades comprobará la ejecución de las obras, el alcalde ordena el inmediato inicio de las mismas, que comienzan a las 8 de la mañana del 19 del mismo mes. Al día siguiente, el profesional del Gobierno castellano-manchego, otorgador de la subvención, levanta acta recogiendo el siguiente comentario: “Las obras podrían haberse iniciado el día anterior a la visita, o sea, el 19 de diciembre de 2005, por lo que es imposible que la relación valorada de las obras ejecutadas y certificadas (…) hayan sido hechas en noviembre de 2005”.

La guerra del PP toledano
Pero mientras que el presidente de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha certificaba obras inexistentes, su compañero en Toledo, el pluriempleado Arturo García-Tizón (presidente del PP, diputado nacional, presidente de la Comisión Constitucional, concejal y presidente de la Diputación) intenta por todos los medios judicializar la gestión política de la anterior corporación socialista, a quienes acusa de pagar obras que supuestamente no se realizaron. En este sentido, el secretario general del PSOE toledano, Álvaro Gutiérrez, tiene claro que la campaña de Tizón “es una más que forma parte de la estupidez y de la trama inventada por el PP para desviar la atención del asunto de los de los 200.000 euros (entregados por Bárcenas) de Cospedal o de los sobres, que no están aclarados”, concreta.