El alcalde de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Diego Ortega, se ha salido con la suya gracias a su voto de calidad para romper el desempate respecto a la privatización del servicio de agua y al referéndum que pedían los vecinos de la localidad. De nada ha valido que los vecinos hayan presentado 11.000 firmas pidiendo una consulta popular -una propuesta con más apoyo que los votos obtenidos entre el PP y el concejal de Ciudadanos por Alcázar (CxA) -, y el regidor ha expresado su "tristeza" porque "haya personas que no respeten la decisión de un equipo de Gobierno elegido democráticamente en las urnas".

El voto de calidad del alcalde ha sido determinante para ratificar esta decisión, al registrarse un empate entre los partidarios de la privatización -nueve ediles del PP y uno de Ciudadanos por Alcázar (CxA)- y los contrarios -los diez concejales socialistas-.

Privatización del servicio
Por otro lado, se han celebrado una segunda sesión plenaria en el que se ha aprobado definitivamente la adjudicación del servicio de aguas a la empresa propuesta por la mesa de contratación, Aqualia, "por ser la más ventajosa económicamente", han indicado estas fuentes. En el momento de la votación, las personas concentradas en los alrededores del Ayuntamiento se han disuelto, aunque esta tarde hay previsto una concentración. De momento, las 20 personas encerradas en el Ayuntamiento continúan en su interior.

El alcalde, "satisfecho"
El alcalde de Alcázar de San Juan, Diego Ortega, ha defendido que la privatización del servicio de aguas "es la única forma de hacer viable el suministro", y se ha mostrado "satisfecho" con la decisión adoptada por el Ayuntamiento de no llevar a referéndum la privatización del agua.

Críticas al PSOE
En declaraciones a Europa Press, Ortega ha lamentado que el PSOE esté "alentando las protestas más radicales" contra esta medida "cuando son los responsables" de la quiebra técnica de Aguas de Alcázar, una empresa en la que dejaron "una deuda de 8 millones de euros".

"El espacio de la Democracia"
Respecto a la veintena de personas encerradas en el Ayuntamiento, Diego Ortega ha indicado que, aunque aún no ha podido hablar con ellos, espera que abandonen su encierro "porque tiene que primar el sentido común y la lógica". "Estas personas ocupan el Ayuntamiento de forma ilegal, espero que recapaciten y abandonen esta actitud, ya que el Consistorio es el espacio de la Democracia", ha asegurado.

Apoyo del PP
Finalmente y tras agradecer el apoyo del PP de Ciudad Real y Castilla-La Mancha al equipo de Gobierno, Ortega ha dicho que están viviendo estos días "con tristeza" por el hecho de que "haya personas que no respeten la decisión de un equipo de Gobierno elegido democráticamente en las urnas". "Hay quien está usando la crispación y la violencia y no se pueden consentir las actuaciones antidemocráticas de unos pocos", ha asegurado.