Las alarmas se han encendido en el Palacio de Fuensalida de Toledo, sede de la Presidencia del Gobierno de Castilla-La Mancha, al comprobar que su “lideresa”, María Dolores Cospedal, ha perdido las gracias de Mariano Rajoy y se ha convertido en la gran derrotada del momento, incapaz de situar en el nuevo Gobierno de la nación a uno de los suyos.

“Enemiga íntima” de Sáenz de Santamaría…

Y la derrota ha sido más amarga si cabe, al evidenciar en primera persona, ya que ha estado presente en la toma de posesión, cómo su “enemiga íntima”, Soraya Sáenz de Santamaría, concentra todo el poder en el nuevo Gabinete, donde no tendrá más competidores que el propio Rajoy. La vicepresidenta ha mantenido con María Dolores Cospedal distintos roces por el exceso protagonismo que reclamaba la secretaria general del PP, como cuando le arrebató el escaño para estar al lado de Mariano Rajoy en el Debate sobre el Estado de la Nación. Una actitud prepotente que molestó mucho a Sáenz de Santamaría.

…y enemiga declarada de Ana Mato
Cospedal ha visto como otra de sus grandes adversarias, Ana Mato, se sienta en el Consejo de Ministros, después de arrebatarle las funciones de la Secretaría General, puesto que la ahora ministra de Sanidad llevó el peso del partido en detrimento de la presidenta de Castilla-La Mancha, que en los últimos seis meses ha perdido su protagonismo y, lo que más le duele, ya no son frecuentes sus apariciones en prensa, radio y televisión, porque a pocos interesa ya su predicamento y política de recortes brutales.

Rajoy dijo “NO” a Cospedal
La todavía secretaria general del PP intentó hasta el último momento colocar en el Gobierno a alguien de Castilla-La Mancha, concretamente al presidente de la Diputación de Toledo y diputado nacional por esta provincia, Arturo García Tizón, cuyo nombre sonaba para ocupar la cartera de la que ya es titular Alberto Ruiz Gallardón. Según fuentes consultadas por ELPLURAL.COM, Mariano Rajoy dijo “NO” a la propuesta de Cospedal, descartando para su Gabinete al castellano-manchego.

Cospedal tendrá que conformarse con la “pedrea”…
El descarte de García Tizón supone para Cospedal una gran desautorización y una pérdida de poder e influencia que, probablemente, le pasará factura a su propio liderazgo en Castilla-La Mancha. Y es que la presidenta de esta comunidad tendrá que conformarse con “la pedrea”, con el reparto de cargos de segunda y tercera escala, precisan las mismas fuentes.

…y podría perder la Secretaría General

Falta de poder e influencia que podría llevar a Esteban González Pons, otro de los grandes descartados por Rajoy para entrar en su Gobierno, a la Secretaría General del PP en el próximo congreso que el partido celebrará en el mes de febrero en Sevilla. De esta forma, el valenciano sustituiría a María Dolores Cospedal, que quedaría relegada a un tercer lugar. Además, Pons ejercerá a partir de ahora de número dos soterrado al absorber las competencias de la Vicesecretaría de Organización, que tan acertadamente llevó hasta el miércoles Ana Mato.

Exiliada en Castilla-La Mancha

Si esto se consuma en Sevilla; si González Pons es el hombre fuerte del partido, entonces, Cospedal se convertirá en una “exiliada” en tierra extraña, ya que es público y notorio su escasa disposición a hacer kilómetros por Castilla-La Mancha y conocer sus dos mil pueblos, porque, según sus allegados, Cospedal se aburre en la tierra de Don Quijote, donde ya solo podrá ser, además de presidenta, una mera Dulcinea.