[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"23764","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-337241","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"320","alt":"Cospedal con Abraham Sarri\u00f3n, presidente de la patronal conquense y beneficiario de las \u00faltimas millonarias concesiones \/ Foto JCLM"}}]] Cospedal con Abraham Sarrión, presidente de la patronal conquense y beneficiario de las últimas millonarias concesiones / Foto JCLM



Ocurría por primera vez en la historia autonómica de España. Un gobierno saliente, en vez de rendir cuentas ante su sucesor y correspondiente parlamento regional, decidía acudir a un notario para dejar constancia de cómo quedaban las cuentas de la comunidad. Eso acaecía el pasado 9 de julio, y la protagonista de esta pantomima no podía ser otra que la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal. Mes y medio después, las Cortes castellano-manchegas han convocado un pleno extraordinario para dar a conocer la herencia financiera recibida de un territorio marcado a hierro y fuego durante los últimos cuatros años por las salvajes políticas de austeridad, de las que Cospedal se erigió como la gran campeona de los recortes y el despido (400 ilegales) de 20.000 funcionarios, sobre todo en sanidad y educación. Este jueves las cuentas se pondrán sobre la mesa y la todavía secretaria general del PP, si es que asiste a la sesión plenaria (lleva un mes desaparecida), deberá dar explicaciones acerca de los 160 millones de euros que contrató el Gobierno en funciones presidido por ella hasta el pasado día 2 de julio.

Más déficit, más deuda, más paro
Un pleno solicitado por el Gobierno que preside el socialista Emiliano García-Page donde se dará a conocer que de nada sirvió reducir en 2.000 millones de euros los cuatro presupuestos presentados por el PP durante la pasada legislatura, si al final no se ha conseguido cumplir con el objetivo del déficit ( un 76% de desvío y 287 millones gastados de más de lo comprometido), ha duplicado la deuda de la comunidad, que ha pasado de 6.886 millones de euros en 2011 a los 12.858 actuales, según información facilitada por el Banco de España, además de destruir más de 60.000 puestos de trabajo.

Gastando a manos llenas
Sin embargo, esta triste realidad no impidió a Cospedal gastar a manos llenas, como si el dinero no “fuera suyo”, aunque lo hizo, eso sí, en la recta final de su mandato, cuando apenas le quedaban unas semanas para abandonar el  cargo. Más de 160 millones de euros adjudicó la expresidenta de Castilla-La Mancha estando en funciones, algo tan inaudito en el mapa autonómico como rendir cuentas ante un notario y no en las Cortes, donde este jueves tendrá que “pasar por capilla”, reconoce a ELPLURAL.COM un diputado del PSOE, que no tiene claro todavía que “Cospedal acuda al pleno, sabiendo como sabe que los datos de la situación financiera están avalados por el Gobierno que preside Mariano Rajoy”, señala, en referencia a la documentación enviada por el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

120 millones en telecomunicaciones…
Cospedal tenía tanta prisa en adjudicar el millonario contrato en materia de telecomunicaciones a Telefónica España, que en cuestión de horas resolvió las alegaciones presentadas por la operadora Vodafone, la gran perdedora de la concesión de un servicio para tres años de 120 millones de euros, el mayor firmado en Toledo  hasta la fecha en este sector tecnológico, cuando en ese momento la presidenta del Gobierno castellano-manchego tenía pie y medio fuera del Palacio de Fuensalida (sede del Ejecutivo castellano-manchego). Un contrato que, según los socialistas, podría estar sobrevalorado en un 25 por ciento. Lo que sí está claro en esta millonaria concesión es que no hubo concurrencia en la adjudicación de todos los lotes, ya que Amaranto, que recibió cerca de 1,7 millones de euros correspondientes al primer lote (ver DOCM nº 1), es una empresa conquense participada por Telefónica en un 45 por ciento. Como Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como.

…34 millones en un día para depuración de aguas…
Suma y sigue: Entre las 8 horas del día 22 de junio (PSOE y Podemos habían acordado ya que gobernara Emiliano García-Page), y las 24 horas del día 23 del mismo mes, María Dolores Cospedal concedió contratos para la depuración de aguas por valor de 34,7 millones de euros a través de la Entidad Pública de Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha. Contratos que en buena parte recayeron en empresas que durante los cuatro años de gobierno del PP hicieron pingües negocios, logrando millonarios contratos, como el caso de Construcciones Sarrión (ver DOCM nº 2), compañía propiedad del presidente de la patronal conquense, Abraham Sarrión, fiel seguidor de todos los saraos donde participaba Cospedal.

…Y 114 millones “pulidos” en siete días
O lo que es lo mismo, María Dolores Cospedal destrozó las líneas rojas de la moralidad que se le suponen a todos los presidentes autonómicos, en su caso saliente por haber perdido la mayoría absoluta en Castilla-La Mancha el 24-M, y lejos de abstenerse, como mandan los cánones deontológicos políticos, concedió contratos a diestro y siniestro con las maleta hechas a las puertas de su despacho y sabiendo como sabía que los contratos podrían ser legales (y eso habría que ser estudiado por los técnicos), pero no moralmente aceptados. Aún así se gastó en estos menesteres todos los días de su última semana al frente del Gobierno castellano-manchego  16 millones de euros, el equivalente a la paga mensual de 37.000 parados de larga duración perceptores del Programa de Activación para el Empleo (PAE).

La guinda: contrato a Serunión el último día
La voracidad derrochadora de Cospedal, que redecora en la actualidad su casa de  Madrid ya que todas las fuentes del PP apuntan a su renuncia a seguir liderando el PP de Castilla-La Mancha, no tiene parangón, puesto que de otra forma no se explica que el último día de su mandato, justo 10 horas antes de que el Diario Oficial de la región publicara su cese, decidiera otorgar a Serunión la gestión de la cocina de la Fundación Sociosanitaria de Cuenca por un valor aproximado de 200.000 euros (ver DOCM nº3), cuando esta empresa de cátering está señalada en distintos lugares de España, que como en el caso de Castilla y León, gobernada por el PP, le ha sido retirada la concesión de comedores escolares en Segovia por, entre otras irregularidadeds, haber encontrado en la sopa que le servían a los escolares larvas de gorgojo, un insecto que ataca a los cereales, o una tuerca en el puré, amén de otras deficiencias de conservación de los alimentos.