El jueves 31 de mayo, a las 9:00 horas de la mañana comienza la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy, una moción presentada por el PSOE tras la sentencia de la trama Gürtel que ha convertido al Partido Popular en la primera formación política condenada por corrupción en la historia de la democracia.

Pero, ¿qué es y en qué consiste una moción de censura?

La moción de censura está prevista en el Artículo 113 de la Carta Magna y permite al Parlamento expresar su falta de confianza en el Gobierno y forzar la sustitución del presidente, si se reúnen los apoyos necesarios. En este caso, se echaría de La Moncloa y del Gobierno a Mariano Rajoy.

Una décima parte de los diputados

“Deberá ser propuesta, al menos, por la décima parte de los Diputados en escrito motivado dirigido a la Mesa del Congreso", dicen las normas de la Cámara Baja. Pero debe incluir la propuesta de un candidato a la Presidencia del Gobierno, que “haya aceptado la candidatura”. 

Es aquí donde entra Pedro Sánchez. El PSOE es el partido que ha presentado esta moción y Sánchez, es el candidato alternativo que cuenta con el apoyo de Podemos.

Se requiere mayoría absoluta

Sin embargo, “la aprobación de una moción de censura requerirá, en todo caso, el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados”, esto es un total de 176 firmas

La Mesa del Congreso comprobaría que la moción de censura reúne los requisitos señalados en el artículo anterior y la admitiría a trámite; además, informaría de su presentación al presidente del Gobierno y a los portavoces de los Grupos Parlamentarios. 

“Dentro de los dos días siguientes a la presentación de la moción de censura podrán presentarse mociones alternativas, que deberán reunir los mismos requisitos señalados en el apartado 2 del artículo anterior y estarán sometidas a los mismos trámites de admisión señalados en el apartado precedente”, añade el reglamento del Congreso.

Una moción por legislatura

En el caso de ser aceptada, se iniciaría el debate político en la Cámara Baja. La moción o mociones de censura serían sometidas a votación, que no podría ser anterior al transcurso de cinco días desde la presentación de la primera en el Registro General.

Si el Congreso aprobase la moción, su presidente lo comunicará al Rey y, tal y cómo ha podido saber ElPlural, el monarca ha liberado parte de su agenda y está en todo momento localizable y en Madrid. El candidato a la Presidencia del Gobierno propuesto en la moción “se considerará investido de la confianza de la Cámara, a los efectos previstos en el artículo 99 de la Constitución”, establece el reglamento.

Es destacable que ninguno de los firmantes de una moción de censura que sea rechazada “podrá firmar otra durante el mismo período de sesiones".