Política
UGT presenta su informe sobre la brecha salarial en las pensiones. Fuente: UGT
La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, presenta el informe
|
Fuente
:
UGT

Las mujeres cobran un 37% menos en sus pensiones que los hombres

UGT presenta un demoledor informe sobre la desigualdad y exige al Gobierno cumplir con la normativa europea

159
Lun, 12 Feb 2018

Las mujeres también sufren la desigualdad en materia de pensiones y la brecha entre lo que reciben tras jubilarse respecto de los hombres llega a casi el 38%, según un detallado informe de UGT, presentado esta mañana en rueda de prensa por la vicesecretaria general del sindicato, Cristina Antoñanzas.

"El sistema de pensiones agranda la brecha de género. Análisis de las Pensiones desde la perspectiva de género" es el nombre de ese informe, que concluye que "las mujeres soportan diferencias con los hombres, no solo en cuanto al número de las que reciben prestaciones económicas, sino también en cuanto al tipo y a la cuantía media de sus pensiones".

6.000 euros brutos al año menos
La vicesecretaria general de UGT ha anunciado que tras este informe vendrán otros, hasta el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, para denunciar la desigualdad. Según cifras el sindicato, la brecha salarial se fija en alrededor del 23%, y en cuanto a las pensiones puede llegar, en los casos más sangrantes, hasta el 50%. En la cuantía media de las pensiones contributivas, la brecha se sitúa en el 37,35%, "unos 6.000 euros brutos al año, aproximadamente".

Cristina Antoñanzas ha atribuido la diferencia en pensiones entre hombres y mujeres a que éstas tienen carreras más cortas, suelen salir del mercado laboral antes e interrumpir sus carreras profesionales y a que son las mayores receptoras del contrato parcial. "En la vejez, las mujeres españolas son más pobres que los hombres", ha subrayado la dirigente sindical.

"Más de un millón y medio de mujeres reciben pensiones por debajo de los 500 euros" y "hay más de 3 millones que cobran menos de 700 euros", las cifras "triplican" la estadística de lo que reciben los hombres. Lo mismo ocurre con la pensión máxima. "Sólo hay un tramo a la inversa, en las pensiones de viudedad", ha asegurado la vicesecretaria general de UGT.

La dirigente sindical ha exigido al Gobierno que "adopta recomendaciones del Parlamento Europeo para dismiuir la brecha que existe en pensiones" y ha añadido que "esperemos que el Gobierno no espere años como ha hecho con la brecha en los salarios". Ha recordado que la mesa de las pensiones lleva sin reunirse desde septiembre del año pasado y ha asegurado que UGT no ha recibido "ningún documento sobre los anuncios realizados por la ministra, Fátima Báñez, en esta materia.

El Parlamento Europeo "aprobó en junio pasado una resolución sobre la necesidad de una estrategia de la Unión para eliminar y prevenir la brecha de género en materia de pensiones, en cuya exposición se reconoce que este tema no es más que un reflejo de la gran cantidad de desigualdades que experimentan las mujeres a lo largo de su vida", afirma el sindicato en su informe.

Comunidades autónomas y pensiones

Por regiones, la mayor brecha en la pensión por jubilación se da en Asturias (49,7%), País Vasco (43,4%), Cantabria (42,2%) y Cataluña (41,4%). Mientras, las menores diferencias se dan en Melilla (22,26%), Extremadura (22,53%) y Canarias (24,97%).

Según explicó Antoñanzas, las mujeres han de trabajar un año más que los hombres para poder jubilarse y aun así cobran una pensión mucho más baja, debido a que han interrumpido su carrera laboral en algún momento o a que tienen un contrato a tiempo parcial. Al respecto, puntualizó que el coeficiente de parcialidad, que se utiliza para calcular las pensiones tanto de hombres como de mujeres, penaliza sobre todo a éstas  ya que el 73% de los contratos a tiempo parcial son de mujeres. Es por ello que el sindicato pide que se modifique el cálculo de las pensiones, de hombres y mujeres que trabajen a tiempo parcial, de forma similar a las que trabajan a tiempo completo.

Se trataría de eliminar el coeficiente de parcialidad y computar los días que se trabajen por semanas completas, independientemente del número de horas. Este coeficiente, estima el sindicato, supone un recorte del 20% sobre la pensión final.