Política
Gabriel Rufián en la tribuna del Congreso.
Gabriel Rufián en la tribuna del Congreso.
|
Fuente
:
EFE.

Desear la muerte al hijo de Rufián y amenazar a Errejón no es delito

¿No incita al odio decir al líder de ERC "ojalá maten a tu hijo" o amenazar con echar lejía en la boca al dirigente de Podemos?

16K
Sáb, 9 Dic 2017

 El Juzgado de Instrucción 1 de Motril (Granada) ha archivado la denuncia por un posible delito de incitación al odio interpuesta por la Fiscalía contra un vecino de esta localidad que usó Twitter para publicar comentarios contra los diputados Gabriel Rufián y Pablo Iglesias, entre otros.

Según han explicado fuentes del Ministerio Público, el juzgado instructor encargado de la causa ha decidido archivar la denuncia, decisión contra la que la Fiscalía presentará un recurso. 

Recurso de la Fiscalía 
La Fiscalía propuso en su denuncia que se recibiera en calidad de investigado al usuario denunciado y como perjudicados a los miembros de Podemos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa.

Según su escrito, los hechos revisten caracteres de delito de incitación al odio y no solamente habrían sido perjudicados determinados representantes de partidos políticos por razón de sus opiniones y posturas públicas, sino también otra persona por su condición de homosexual, etnia gitana y extranjero.

Los mensajes, emitidos en su mayoría en octubre de 2016, tuvieron cierta difusión entre otros usuarios, como acreditan los datos de acceso y reenvío, lo que supuso la puesta en peligro de bienes jurídicos, con posibles reacciones adversas y seguidoras de la línea marcada por el denunciado.

Los mensajes
Entre las publicaciones en Twitter que recoge el fiscal en su denuncia se encuentra la que dio origen a la investigación y que tuvo lugar el 4 de octubre de 2016 contra el portavoz de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, con un mensaje amenazante en su perfil público en el que se le deseaba la muerte de su hijo ("ojalá lo maten", dijo literalmente).

Otros tuits difundidos en los que la Policía detectó contenido "incitador de la violencia y el odio" fueron enviados a Oriol Junqueras, Muriel Casals, Raúl Romeva, Carme Forcadell o Artur Mas. A estos les decía: «todos a la cárcel o al paredón».

Pablo Iglesias y los diputados de la formación morada Carolina Bescansa o Íñigo Errejón, fueron también blanco de los mensajes insultantes. Por eso el fiscal proponía que se recibiese declaración en calidad de perjudicados a los tres. A Errejón , por ejemplo, supuestamente le dijo: "te voy a echar lejía en la boca" en un tuit que, según detallaba la denuncia, fue publicado el 15 de abril del año pasado. 

Denuncia archivada
A la fecha de inicio de la investigación por la Policía Judicial catalana, los tuits y la cuenta de origen habían sido suspendidas de actividad por la empresa operadora.

 Según publica el Ideal de Granada, la denuncia ahora archivada y que será recurrida se formalizó el pasado 5 de octubre y había sido formulada por el Servicio de Tutela Penal de la Igualdad contra el Odio y la Discriminación de la Fiscalía Provincial de Granada.