Política
Interior de la Fundación Francisco Franco fuete ELPLURAL.COM
Interior de la Fundación Francisco Franco
|
Fuente
:
El Plural

La Fiscalía pide al Gobierno que incaute los documentos clasificados que tiene la Fundación Franco

'El Plural' desveló que la FNFF ostentaba "altos secretos" de Estado y el Gobierno le permitió custodiarlos

511
Jue, 7 Dic 2017

La Fiscalía General del Estado, dando cumplimiento a una solicitud realizada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), ha reclamado al Ministerio Educación, Cultura y Deporte que inicie una investigación sobre la documentación de archivo que obra en manos de la Fundación Nacional Francisco Franco. Y es que, tal y como desveló El Plural, la FNFF ostenta documentación clasificada y de alto secreto. Al publicarse las informaciones, y tras las preguntas parlamentarias de Izquierda Unida, el Gobierno pidió a la Fundación franquista retirar los documentos secretos de la consulta pública, eso sí, le permitió seguir custodiándolos. Ahora, la Fiscalía solicita al Ejecutivo que se inicie una investigación para conocer la propiedad de esos documentos a fin de discernir si han incurrido en un delito tipificado en la Ley de Secretos Oficiales y se puedan llevar a cabo las medidas punitivas oportunas.

Los documentos de “Alto Secreto”

El pasado enero, El Plural tuvo acceso a documentos que confirman que la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF) tiene documentación clasificada en su archivo documental, por lo que estaría violando la Ley de Secretos Oficiales. Este periódico se puso en contacto con Moncloa, que miraba hacia otro lado: “No hacemos comentarios”. El diputado del Grupo Parlamentario Unidos Podemos Alberto Garzón (Izquierda Unida) registró una pregunta por escrito en el Congreso exigiendo explicaciones al Ejecutivo. Los de Mariano Rajoy respondieron: seguirá permitiendo que la FNFF custodie documentos clasificados.

El Gobierno contestó el pasado 26 de septiembre a la pregunta de Garzón a través de un escrito al que ha tenido acceso El Plural: “Una vez analizada [la documentación] por los técnicos facultativos del Centro Documental de la Memoria Histórica, se adoptaron las medidas oportunas para retirar de la consulta pública los materiales considerados afectados por la normativa de secretos oficiales”.

Este diario ha tenido acceso también a la carta que remitió el Gobierno de Mariano Rajoy a la Fundación Franco desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, bajo la firma del subdirector general de los Archivos Estatales, Severiano Hernández Vicente. En la misiva, el Ejecutivo pide a la FNFF que retire de la consulta pública los documentos clasificados, pero no requiere su incautación: la Fundación “debe retirar de la consulta pública todos aquellos documentos públicos que pudieran estar afectados por las disposiciones legales mencionadas”. De facto, le permite seguir custodiándolos.

"Debería regularizar su situación"

De esta manera, la Fundación, a propósito de la Ley de Secretos Oficiales, seguiría incumpliendo la normativa vigente. Cuando ELPLURAL.COM tuvo conocimiento y acceso a documentos calificados como “SECRETO” se puso en contacto con el Ministerio de Justicia para consultar el modo de proceder y el protocolo que se debe activar en caso de que alguna institución contara en su haber con documentación clasificada. Desde el Ministerio nos remitieron a Vicepresidencia, que es de quien depende el CNI y por tanto la información clasificada. Los servicios de inteligencia subrayaron que cualquier institución que ostente información de este calibre “debería regularizar su situación mediante la devolución de la documentación a su propietario u originador o, en su defecto, al Ministerio desde el que se originó. En caso de no ser capaz de definir las figuras anteriores, debería ponerse en contacto con la Oficina Nacional de Seguridad”, aseguran. Señalaron que “la sanción irá ligada a la forma y manera en que se haya obtenido dicha información”, oscilando entre casos en los que no hubiera sanción hasta cuatro años de prisión.

Una ley franquista

Esther López Barceló, responsable de Memoria Democrática de IU, ha señalado en declaraciones a ELPLURAL.COM que “nos parece gravísimo que una fundación fascista tenga documentos clasificados”. Afirma que “desde Izquierda Unida defendemos que esos documentos deben ser públicos. Es una vergüenza que investigadores o periodistas tengan que dar sus datos a una fundación fascista para poder consultarlos. Pero exigimos al PP que cumpla su Ley. Nosotros queremos cambiarla, pero ya que la defienden, al menos sean coherentes y que reclamen los documentos a la Fundación”, y añade que “estamos en contra de la Ley de Secretos Oficiales porque es una ley franquista, pero nosotros no somos quienes mantenemos su vigencia, sino el propio Gobierno”.

La legislación vigente que regula el ámbito de la información clasificada data del año 1968 y fue firmada por Franco. Varios partidos de la oposición apoyaron la iniciativa presentada el pasado curso por el PNV por la cual los documentos secretos quedarían automáticamente desclasificados pasados 25 años -10 en caso de las materias reservadas-. El Partido Popular ya se opuso a la iniciativa presentada por el PNV el pasado abril, una reticencia que han certificado en noviembre oponiéndose también, aunque de poco ha servido dado que el Congreso abrió la puerta a reformarla.

¿Qué documentos tiene la FNFF?

Tal y como desvelamos en EPLURAL.COM, entre semejante pila de papales, se incluía información sensible. Documentos clasificados tales como informes de agentes secretos, órdenes de batalla, registros de tanques y artillería, tácticas bélicas y otros documentos con el sello de “SECRETO”, “MUY SECRETO” e incluso, al más puro estilo Hollywood, “TOP SECRET”.

 

Adrián Lardiez es redactor de El Plural