Trabajar con Almodóvar es un sueño cumplido y tengo mucha ganas”


A pocas horas de saber quiénes son los ganadores de la 18ª edición del Festival de Cine Español de Málaga hablamos con Nathalie Poza, actriz y miembro del jurado este año. En un edición con muchos directores noveles y con un aire transformador en los temas charlamos con una de las actrices que dentro de unos días se embarcará en el rodaje de “Silencio”, la nueva película de Pedro Almodóvar. Antes le tocará deliberar y decidir quiénes son los mejores en un año donde abría Joaquín Oristrell la sección oficial con la película “Hablar”, y por donde han pasado los primeros trabajos de directores como Daniel Guzmán con “A cambio de nada”, Leticia Dolera con “Requisitos para ser a una persona normal” o Manuela Moreno con la película “Cómo sobrevivir a una persona normal”. Una edición del festival llena de aires nuevos, humor y compromiso.


Por @CarmenSocias


Nathalie Poza vuelves a Málaga, esta vez como miembro del jurado del festival, ¿pesa la responsabilidad de ser jurado?


Sí, claro, pesa un poquito. Estoy rodeada de un buen equipo, tenemos material para tomar decisiones inteligentes, y bueno, al fin y al cabo esto es lo que es, hay que elegir películas, actores, montaje, fotografía...Tener que juzgar no es algo natural en nuestra profesión, que nos juzguen a nosotros todavía, pero formar parte del jurado siempre es algo que pesa un poco pero creo que se van a tomar decisiones objetivas y ecuánimes, así que estoy contenta.


 ¿Qué tiene el festival de Málaga como plataforma que no tienen otros festivales?


Yo puedo hablar desde mi experiencia. Yo vine aquí hace dos años con la película Todas las mujeres (Mariano Barroso) que se estrenó aquí fuera de concurso, pero entre la prensa y el público que viene a los pases, que no puede ser mejor, es fantástico. Yo he venido muchas veces al festival de Málaga y la gente es muy apasionada, se corre mucho la voz. Estar aquí ya es muy importante. Además este año hay bastantes directores noveles y creo que es importante para todos ellos estar aquí.


Después de haber visto todas las películas a concurso, ¿qué valoración nos haces de lo que has visto este año en la sección oficial?


Pues hay de todo, para todos los gustos me imagino. Cuando estás de jurado tienes, sobretodo al principio, una sensación de entusiasmo enorme y a veces parece que vas empujando a una película, cuando de repente hay una película que te lleva a ti sin que te des cuenta y normalmente es la que es, te conviertes en un espectador que se ha dejado atrapar, eso me ha pasado. También me ha pasado especialmente con una actriz, aunque he visto muy buenos trabajos de interpretación, y eso a mí evidentemente es lo que más alegría me da porque es lo que me apasiona a mí. En ese sentido por ejemplo sí está complicado, porque hay gente muy buena. A veces me pongo en su lugar, a veces yo también he tenido la necesidad de que me den un premio y no ha sido así y sigues trabajando, no puedo sufrir por ello porque sé que les espera mucha carrera y muchas experiencias. Esto es un concurso entre comillas y no puedes premiar a todo el mundo.


En tu carrera, en teatro, cine y televisión, han pasado directores como Andrés Lima, Josep Maria Pou, Manuel Martín Cuenca, Mariano Barroso y ahora has llegado a uno de los más grandes ¿En tu cabeza estaba el deseo de ser chica Almodóvar?


Siempre, para que te voy a engañar. Más que ser chica Almodóvar estar en una película de Pedro que me parece un ser y un director mágico con un universo especial, y a mí eso me interesa especialmente. Hay directores que transforman el universo en el que te meten y crean unas atmósferas únicas y una manera de tratar y dirigir al actor que enganchan mucho. Cuando tienes la oportunidad de entrar en un mundo así dura lo que dura ,y no sé si volveré o no a trabajar con él, pero lo voy a vivir ahora y aunque tengo un papel pequeño voy a estar dentro de la historia que ha escrito que es un guión magnífico y formar parte de ese universo es un sueño cumplido.


Almodóvar quería trabajar contigo y se decidió después de verte en la función “Desde Berlín” dirigida por Andrés Lima ¿Te vamos a volver a ver pronto en el teatro?


Sí, sí, siempre. En septiembre retomo “Desde Berlín”, tenemos festivales en el extranjero, Latinoamérica, y donde nos quieran en España también porque todavía queda gira. Y en enero creo que empezaré otro proyecto pero todavía no puedo decir nada más.


El Festival se ha hecho mayor de edad este año, 18ª edición, y a pesar de los IVAS y la asfixia ¿El cine seguirá siempre vivo,no?


Absolutamente. Una de las cosas que más felicidad me han producido al estar aquí es ver al público, he estado en muchos pases con público y he visto a gente de todas las edades, he visto cómo apoya la gente su cultura, como la necesita. Y yo creo que es muy muy difícil que consigan asfixiarlo más.


Será complicado aunque lo intenten...


Eso por supuesto. Pero ver a los ciudadanos ya sea en Málaga, en Madrid, donde sea, apoyar su cine y su cultura pues te hace creer en que podemos aplastar lo que está pasando y derribar esta aniquilación que está cometiendo el gobierno con la cultura de este país. No es la primera ni será la última vez que tengamos que pelear en el sector porque esto trae mucha cola ya desde la historia de la humanidad, pero bueno, yo creo que no se puede creer en la cultura y en el ser humano y en la convivencia entre todos si no se es positivo y optimista. Parece que hay una intención de que perdamos las ganas y que pensemos que la cultura no es necesaria y que nos están protegiendo cuando es todo lo contrario. Lo importante es que la gente sepa y que se informe de lo que se está intentando hacer con las mentes y para eso también estamos los creadores, ese es nuestro cometido también, intentar que el cine también sea transformador. Yo te puedo asegurar que he visto películas en este certamen que hablan precisamente de todo eso, que es una de las cosas también que a mí me encantaría, poder premiar los temas muchas veces porque hablan de todo eso. Por eso es necesario que existan estos directores nuevos que hablan de cosas que nos importan a todos, y bueno, si no es a través de premios por lo menos será un cine que se estrenará, que hará pensar a la gente y yo creo que eso contribuirá a cambiar la situación actual.


Siendo jurado,y viendo las películas desde esa perspectiva ¿No te han entrado ganas de dirigir tu propio proyecto?


Mira yo veo a Leticia (Dolera) o a Daniel Guzmán y me siento tan orgullosa de ver a compañeros sacar adelante sus historias, y tan jóvenes además. Y lo admiro más todavía porque a mí me parece una empresa titánica, de hecho uno de ellos me ha comentado que ha estado diez años preparando el proyecto. Y eso es lo que importa más allá de los premios, que saquen adelante lo que quieren hacer. Yo no sé si soy capaz, sinceramente te lo digo, porque dirigir realmente es tener que renunciar a mucho personal para poder hacerlo y yo bastante tengo con poder actuar bien, y además a mí me lleva mucho tiempo y lo hago muy intensamente, pero lo admiro profundamente. Me pongo en sus manos cuando me llamen.