Aunque podemos encontrar miles de diseños distintos para hacer un buen diseño de interior, es importante recalcar la importancia que esto tiene, sobre todo para empresas como la hostelería, interioristas o particulares, donde hasta el más mínimo detalle cuenta.

Tanto en las mesas, sillas como cualquier otro elemento decorativo, podemos optimizar una gran cantidad de espacio si sabemos jugar con la superficie. Cabe destacar que la armonía de todos los detalles estéticos debe de ser la misma si no se quiere que un complemento destaque por encima de otro.

Todo lo que tenga que ver con el diseño de espacios repercute directamente en el mobiliario, donde este asume una gran importancia en cuanto al tipo de diseño que se le ha realizado, así como el apoyo que recibe a las diferentes actividades humanas. Con esto nos referimos a que cada elemento tiene un valor, en este caso sería lograr satisfacer alguna necesidad, como dormir en el caso de las camas o sentarnos y estar cómodos en el caso de las sillas.

Armonía y funcionalidad

Para que toda la armonía esté clara, un punto importante a tener en cuenta es conocer para qué se llevará a cabo la involucración de estos muebles y los distintos accesorios que puede tener, de este modo lograremos tener un espacio más considerable.

El factor estético no cabe ninguna duda de que también es importante, de hecho, es considerado como uno de los más notables en el diseño de interiores. Pongamos de ejemplo que queremos utilizar muebles modernos, de este modo la sensación que estaremos transmitiendo es de orden y elegancia. También podemos utilizar muebles de diseño como los bidimensionales o tridimensionales, aunque no es bastante normal verlos, si disponemos de un negocio acorde a ellos ¿Por qué no darles uso?

Todos los principios que tienen que ver con el diseño están aplicados, directa o indirectamente a los muebles. Aquí podemos diferenciarlos por su tamaño, proporción, escala, la cantidad de muebles que queremos repetir o si los vamos a agrupar. La perfección reside en encontrar un equilibrio al organizarlos y que nos proporcionen una sensación de calidez y estabilidad sin importar el espacio en el que estén colocados.

Combinar propósito y mensaje

Pensemos ahora en la disposición y selección de estos muebles, al igual que los puntos anteriores, también es una tarea que hay que tener en cuenta. Realizar una buena selección que encaje perfectamente con nosotros, nuestro negocio y las posibilidades que este ofrece, en muchas ocasiones no es tarea fácil. Lo mejor es fijarnos en los detalles de cada artículo en el que estemos interesados y leer bien todas sus especificaciones.

El propósito de los muebles, el ajuste que cada uno llevará, la flexibilidad, sus requisitos, su acabado, durabilidad e incluso el tamaño. Cientos de factores que deben ser tenidos en cuenta y que pueden expresar los valores emocionales de cada persona, así como de sus clientes.

Puede parecer bastante trabajo si estamos buscando diseñar un interior perfecto, pero una vez te pongas a ello verás que es bastante entretenido y no llevará tanto tiempo como tú piensas. Eso sí, ten siempre en cuenta los puntos anteriormente descritos, estamos seguros de que te ayudarán en tu decisión.