¡Que afán de protagonismo!. Y eso que tiene ya 75 años. Su marcha cambiará muchas cosas y mejoraría la imagen de la Iglesia en España.Veamos.

Si la Iglesia tiene que ser apolítica, que es lo que establece la doctrina consagrada, ¡qué venga Dios y lo vea! Le quiero decir al señor cardenal varias cosas, si me lo permite y sin mirarle a los ojos porque ya se sabe que el sol ciega.

Dar ejemplo
La primera es que se debería situar, para eso tiene la luz pagada, por encima de los banales asuntos terrenales, mucho más si son políticos, para dedicarse full time a predicar el Evangelio y de manera muy especial a practicarlo. Y que se note que lo practica.

La segunda es que si esa brutal toma de posición respecto al 20N se hace para ganarse favores en el Partido Popular -dicen que este glorioso príncipe de la Iglesia no da puntada sin interés-a este poderoso purpurado le tienen muy mal informado: la mayor parte de su dirigencia (los del Opus, neocatecumenales, legionarios son una minoría, poderosa y organizada, pero minoría) son lo que ustedes denominan “derecha pagana”. Le voy a decir, por ejemplo, que Soraya Saénz de Santamaría nunca se casó por la Iglesia y casi todos ellos son divorciados.

Irrelevantes
La tercera, dilecto jefazo con solideo, es que ustedes ya juntos o revueltos no mueven un solo voto en España. Desde 1982. O antes. Es lo que usted, amadísimo arzobispo se niega a ver y aún más, aceptar. Incluso los católicos practicantes –está demostrado sociológica y empíricamente- distinguen entre ir a misa y ejercer su derecho ante las urnas. Nadie les confunde y mucho menos les presiona.

La cuarta es que venir a estas alturas a poner en cuestión las reformas en materia de costumbre realizadas por el actual Gobierno en funciones durante estos últimos años resulta una ironía a destiempo. ¿Por qué no denunció lo mismo el pasado mes de agosto cuando el Papa visitó Madrid? ¡Claro, en esa ocasión, necesitaba el apoyo del Gobierno “ateo” para la JMJ2011 y a fe que tuvo una ayuda desproporcionada incluso con la Policía!

Poder
La quinta, dom Rouco, es que el Evangelio predica que hay que estar con los más débiles y usted hace todo lo contrario en este caso. Acude presto en socorro del presunto vencedor para que al día siguiente su paisano galaico le reciba bajo palio en Palacio.

Tengo para mí que tanto Rajoy como el resto de las mesnadas populares consideran que su apoyo (sic) es tan innecesario como interesado. Es decir, ni fu ni fa. Usted no mueve un voto ni siquiera el de su sobrina, la de Interviú.

COPE Y 13TV
Debería su Eminencia Reverendísima, preocuparse de organizar su casa, administrar con sensatez y austeridad sus medios informativos, pedir cuentas, por ejemplo, a su gran protegido y contable Fernando Giménez Barriocanal acerca de sentar en sus consejos de administración a presuntos corruptos de la red Gurtel (Pedro García), preguntar por los dineros que se derrochan en 13TV (¡cuando tanta necesidad hay a su alrededor!) y que nadie le birle el jurdó dentro de las casas que le han sido encomendadas, a tiempo fijo, administrar. ¿Me entiende? Usted lo sabe perfectamente porque ya está informado.

Iglesia de los cristianos
Sería mucho más evangélico, además de la prédica, cooptar entre los dirigentes de sus medios con tipos que tengan un mínimo de educación, un aprobado en cuestiones de ética, no digan mentiras y apliquen un raspado siquiera en objetividad. Lo demás, son cuentos romanos.

¡Ah!, y además, pagar en tiempo y forma a los que dieron de comer a los peregrinos de su exitosa y agosteña JMJMadrid2011.
Para echar la papeleta el 20N ya tenemos suficiente información, conocimientos y libertad para hacer lo que nos venga en gana. Y si hay que condenarse, pues iremos directos al infierno, pero, por favor, no nos chille.

Y, finalmente, recordarle señor cardenal, la Iglesia no es suya, ni de sus amigos, ni de sus hooligans. Es de los cristianos.

Graciano Palomo es periodista y escritor, director de FUNDALIA y editor de IBERCAMPUS