[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"27114","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-298452","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"370","alt":"Inauguraci\u00f3n del crowdworking de Telef\u00f3nica Open Future en Tarragona, una iniciativa que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de la ciudad- (Foto: elplural.com)"}}]] Inauguración del crowdworking de Telefónica Open Future en Tarragona, una iniciativa que cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de la ciudad. En el centro, el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros entre Luis Solana (izda.) y Kim Faura (dcha) (Foto: elplural.com)



El nuevo espacio de crowdworking de Tarragona denominado Green M1, está en marcha desde este mediodía, tras la firma del acuerdo de colaboración entre el presidente de Telefónica Open Future, Luis Solana, y el alcalde de la ciudad, Josep Félix Ballesteros, además del responsable de Telefónica en Cataluña, Kim Faura.

Con esta puesta en marcha, la compañía da otro paso más en el avance de su proyecto centrado en el emprendimiento y en el que, a diferencia de otras iniciativas, cuenta con la ventaja de proponer la colaboración público-privada pero con la experiencia en todas las etapas del proceso, lo que en Open Future denominan escalera.

Sin duda, la apuesta por parte de la dirección de la multinacional es decidida, algo que se evidencia con eventos como el de hoy. En palabras de su máximo responsable, Luis Solana, convencer a la cúpula de la entidad de que un proyecto ambicioso “basado en el emprendimiento” podía ser el futuro “no fue tarea fácil”.

Tras el acto de hoy y en palabras a ELPLURAL.COM reconoció que “Telefónica es una empresa en la que prima, como es lógico y legítimo, la cuenta de resultados”. Sin embargo, en cuanto el presidente de la compañía “se dio cuenta de la importancia de Open Future desde un punto de vista económico y como refuerzo de la imagen de la compañía, el respaldo ha sido absoluto”.



“Privilegio para Tarragona”
Para el alcalde de Tarragona, este espacio junto con otros planes en los que está inmersa la ciudad como la consecución de los Juegos del Mediterráneo 2017 y el proyecto Smart City, supone todo “un privilegio, ya que estamos ante una alianza público/privada de primer nivel”.

Esta ha sido la única urbe de Cataluña interesada en formar parte de Open Future, algo que llama la atención. A juicio de Ballesteros es “una pena” que un momento como el actual, en que los avances tecnológicos rompen fronteras, “algunos se empeñen en fijar pasos fronterizos a proyectos tan importantes como este desde la ideología”.

Sin noticias de la Generalitat
A pesar de la invitación cursada, ha habido una especie de “silencio administrativo” por parte del Gobierno catalán, una actitud que para Luis Solana demuestra que “no entienden qué significa Open Future, no comprenden que para generar empleo es necesario crear empresas”. En este sentido, Telefónica lo tiene muy claro. “La teoría la dejamos para los políticos. Por el contrario, esta compañía lo que hace es plantear que los jóvenes que tienen una idea puedan llevarla a cabo a través de esa escalera hacia el éxito que propone Open Future”, indicó Solana.

Nada de Silicon Valley
El máximo responsable de Telefónica Open Future, a pesar de las especulaciones iniciales, confirmó que el proyecto no tendrá una gran sede física, esa especie de Silicon Valley a la española. El motivo es que la idea, por definición, aboga por la descentralización de sedes, de espacios crowdworking, etc.

La próxima, en Madrid
No obstante, sí hay una novedad. En la antigua sede de la compañía, ubicada en plena Gran Vía madrileña -que “ni se alquila, ni se vende”, aclaró Solana-, se abrirá el espacio de crowdworking de Madrid. Las obras ya han comenzado en un inmueble que es “la historia de esta empresa y de España. En la sede más antigua de Telefónica, estará representado lo más moderno de la compañía y la sociedad con Open Future”.