Fotograma de la película Yo, robot de la 20th Century Fox protagonizada por Will Smith. Fotograma de la película Yo, robot de la 20th Century Fox protagonizada por Will Smith.



Llegará un día en que este mundo, en el que los robots son cada vez más parecidos al ser humano, sea dominado por ellos. El que ha sido argumento de alguna que otra película con mayor o menor éxito, podría llegar a convertirse en realidad. En el film Yo robot, protagonizado por el polifacético Will Smith, la raza humana, como consecuencia de su propia ambición, caía en la trampa de evolucionar la tecnología hasta tal extremo que provocaba una sociedad tiranizada por androides, con las personas prácticamente exclavizadas por las máquinas.

Ahora, según ha revelado Stephen Hawking en una entrevista concedida a la BBC, el problema se hallaría en la búsqueda de un desarrollo pleno de la Inteligencia Artificial lo que podría conllevar, según sus propias palabras, “una IA que pueda decidir rediseñarse por su cuenta e, incluso, alcanzar un nivel superior”.



El reputado científico, en la citada entrevista con la cadena pública británica, también aseguró que el ser humano “es limitado por su lenta evolución biológica” lo que puede significar que “no podrá competir con las máquinas” al verse superado.

Ya lo advirtió antes
Es verdad que las afirmaciones de Hawking han sido rebatidas por otros científicos. Sin embargo, no es menos cierto que el físico inglés ha llamado la atención sobre este particular en ocasiones anteriores. Por ejemplo, este verano en una entrevista a la HBO.

Entonces, afirmó que los robots inteligentes podrían volverse “más astutos que nosotros”. Y ante la pregunta del periodista de si no era excitante una lucha contra un robot, fue más lejos al responder con contundencia: “No, porque perderíamos”.

El cine y sus vaticinios
Mencionábamos antes la película Yo robot para ilustrar las afirmaciones de Stephen Hawking. No obstante, existen otros trabajos cinematográficos que también exploran esa posibilidad de una máquinas evolucionadas dominando el mundo. Matrix, Juegos de Guerra, la Guerra de las Galaxias o Alien serían ejemplos de una Inteligencia Artificial superior. En unos se trata de robots, en otros de súper ordenadores capaces de tomar decisiones por su cuenta.

Se da la circunstancia de que estas semanas se habla y mucho de una nueva entrega de Terminator, uno de los paradigmas de la dominación del ser humano por parte de las máquinas. Muchos podrían pensar que todo esto forma parte de la promoción de la nueva película de la exitosa saga. Sin embargo, estamos seguros de que Stephen Hawking no se prestaría a algo de esta naturaleza.

Por suerte, y si seguimos hablando de cine, la mayoría de las obras que hemos señalado al hilo de esta noticia acaban bien, es decir, la humanidad sale victoriosa. En las excepciones en las que las cosas no son del todo óptimas para nuestra raza, nos quedamos con que en breve saldrá una nueva parte en la que se pondrán las cosas en su sitio.