Después de los asesinatos acontecidos en la sede de la revista Charlie Hebdo y cometidos por terroristas adscritos al Estado Islámico, Anonymous anunció la intención de ir contra sus intereses en Internet. En concreto, tras calificar aquellos hechos como un ataque directo contra la libertad de expresión, uno de los derechos que siempre han defendido estos ciberactivistas, en un vídeo y un escrito adelantaron que “es nuestro deber reaccionar” puesto que “algunas personas no quieren, en un mundo libre, este derecho inviolable y sagrado”, en referencia a los responsables de aquellos atentados y las organizaciones que los defienden y amparan.

Entonces, Anonymous desveló que su estrategia se centraría en debilitar los soportes que tanto utiliza el Ejército Islámico, es decir, internet y las redes sociales, sin descartar ofrecer la información que obtuviera a través de esos ciberataques a las autoridades.

Primeros resultados
Ahora, según han anunciado ellos mismos, están disponibles los primeros resultados para que todo el mundo pueda verlos. Lo han hecho a través de un vídeo y con la publicación en la plataforma Pastebin de multitud de datos y direcciones.

[youtube]http://youtu.be/BPE_sRhZp6M[/youtube]

 

En concreto, Anonymous ha accedido y pirateado más de una docena de páginas de Facebook, medio centenar de correos electrónicos y más de 800 cuentas de Twitter, la mayoría de las cuales ha sido ya clausurada.

Prometen más
Pero el trabajo realizado por estos activistas no se quedará aquí porque, tal y como adelantan apuntando directamente a ISIS “vamos a cazarlos, a derribar sus sitios, cuentas y correos electrónicos y exponerlos” públicamente.

Del mismo modo, pensando en el futuro más inmediato, indican que “a partir de ahora no hay lugar seguro” para el Estado Islámico al que dicen que “trataran como un virus” ante el que nosotros “somos la cura”, para acabar aseverando que “somos Anonymous, somos legión, no perdonamos”.

En definitiva, cumplen con el compromiso que adquirieron tras los atentados terroristas de la capital gala y lanzan un mensaje al mundo: “Recuerden. Los terroristas que se autodenominan Estado Islámico ¡No son musulmanes!

Más claro, imposible.