"Personalmente me parece bastante inadmisible, pero legalmente habrá que ver si esas retribuciones se ajustaban a lo que se había dispuesto por parte del consejo y los estatutos", afirmó Salgado a su llegada al Ecofin, que se celebra este martes en Luxemburgo.

La regulación de la banca
El Gobierno aprobó el 3 de junio pasado un real decreto que dio al Banco de España la capacidad de regular los salarios de los altos cargos en las entidades que reciban ayudas públicas y, además, de vigilar los incentivos que se pagan en la banca para evitar que los directivos lleven a cabo prácticas especulativas que pongan en riesgo a la entidad.

Un comité de remuneraciones
El Gobierno estableció que, según su tamaño y actividad, las entidades están obligadas a crear un comité de remuneraciones que apruebe los sueldos de sus altos directivos. Asimismo fijó que entre el 40 % y el 60 % de la remuneración variable, que incluirá las aportaciones a planes de pensiones, se pagará en un plazo mínimo de tres años y la mitad de ella, en acciones u otros instrumentos.

Recapitalización de cajas españolas
Los blindajes que cobraron los exdirectivos de Novacaixagalicia salieron a la luz después de que el pasado viernes el Banco de España diera por concluida la recapitalización de las 13 entidades que no daban la talla en materia de capital, entre ellas Novacaixagalicia, informa EFE.

Algunas entidades intervenidas
El Estado -a través del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB)- se vio obligado a quedarse con el 100 % del banco de Unimm, que integra a Caixa Terrasa, Caixa Sabadell y Manlleu. Igualmente, ha intervenido CatalunyaCaixa -Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona- y NCG Banco, entidad que asume las competencias financieras de Novacaixagalicia.

A otros dos grupos de cajas de ahorros de menor tamaño, Liberbank y Banco Mare Nostrum, se les ha concedido un plazo de 25 días para que den entrada a inversionistas privados. De no conseguirlo ninguna de las dos, el FROB tendrán que aportar otros 810 millones de euros.