Este 22 de diciembre, como cada año, se celebra el sorteo de la Lotería de Navidad. Se repartirán 2.280 millones de euros en premios, 70 más que el pasado año. Si eres uno de los afortunados y te toca el Gordo, cada décimo está premiado con 400.000 euros. Pero no todo es para ti. Desde el año 2013, Hacienda grava los premios superiores a 2.500 euros con un 20%, por lo que el premio se quedará en 320.500 euros. El montante restante es para Cristóbal Montoro.

¿Cómo cobrarlo?

Los premiados tienen hasta el 22 de marzo del siguiente año, en este caso 2018, parar cobrarlo, ya sea el Gordo o una pedrea, ya que existe un plazo de tres meses desde la celebración del sorteo. En caso de no ser recogido, la cuantía quedará en manos de Montoro. Si el importe del premio es igual o inferior a 2.500 euros, se puede cobrar en cualquier administración; pero si es superior, el décimo se debe cobrar en bancos como Bankia, BBVA, Banco Mare Nostrum…

¿Hay que declararlo?

Los impuestos son retenidos directa y automáticamente en el cobro del décimo, de manera que la cifra recibida ya estará gravada. No habrá que presentar ninguna otra autoliquidación, tan solo se debe declarar beneficiario ante la Agencia Tributaria.

En caso de tratarse de un décimo compartido, la Agencia Tributaria debe identificar al beneficiario así como al resto que comparte el décimo.