El Sorteo de la Lotería de Navidad del 22 de diciembre, que este año cae en domingo, marca el inicio de la época festiva en España. Estos días los españoles están buscando los últimos billetes de lotería y las Administraciones tienen largas colas a la puerta para agotar las últimas opciones de hacerse ricos y conseguir una parte de los 2.380 millones de euros que la Lotería de Navidad repartirá este año.

Todos hemos soñado alguna vez con ganar el Gordo de la Lotería y hemos fantaseado en qué nos gastaríamos el premio, de 400.000 euros. En ElPlural.com hemos elaborado un artículo ofreciéndote algunas opciones para disfrutar de esta cantidad, ya sea invirtiéndolo de forma segura para sacarle el máximo partido o dedicándolo al viaje de tus sueños.

Relacionado ¿Qué terminaciones son las más premiadas en 'El Gordo'?

Sin embargo, lo que muchos españoles no saben es que Hacienda se queda con una parte importante del premio, que varía según la cantidad recibida:

Premios por serie

Importe del premio

Impuestos que pagan

Cuánto te queda

1 400.000€ 76.000€ 324.000€
1 125.000€ 21.000€ 104.000€
1 50.000€ 6.000€ 44.000€
1 20.000€ 0€ 20.000€
8 6.000€ 0€ 6.000€
2 2.000€ 0€ 2.000€
2 1.250€ 0€ 1.250€
2 960€ 0€ 960€
495 100€ 0€ 100€
1794 100€ 0€ 100€
2997 100€ 0€ 100€
9999 20€ 0€ 20€

Tal y como aparece en la tabla anterior, solo tienes que dedicar una parte del premio al pago de impuestos a Hacienda si ganas uno de los tres primeros premios, a partir de los 50.000 euros. En este caso “pierdes” un 20% de la cantidad del premio que debes pagar a Hacienda en concepto de impuestos.

Por ejemplo, si ganas el tercer premio de 50.000 euros, el 20% de la cantidad total (6.000 euros) va destinado al pago de impuestos, por lo que tú realmente recibes 44.000 euros. Y lo mismo sucede con los dos primeros premios. De los 125.000 euros del segundo premio recibes 104.000 euros y de los 400.000 euros del Gordo te quedas solo con 324.000 euros.

A partir del cuarto premio, con una cantidad de 20.000 euros, por primera vez no debes declararlo a Hacienda y, por tanto, tampoco debes pagar impuestos por dicho premio.

Aumento progresivo del límite de tributación

Esto cambió en 2012 tras años en los que las ganancias obtenidas con los juegos de azar estaban exentas de tributar. Hasta ese momento, si ganabas cualquier premio de la Lotería no tenías que pagar nada a Hacienda ese año, sino que el pago de impuestos llegaba al año siguiente a través del Impuesto de Patrimonio e IRPF por las ganancias generadas.

Ahora las cosas son totalmente diferentes y la fiscalidad que regula la Lotería de Navidad y el resto de sorteos de Loterías y Apuestas del Estado está perfectamente definido. En esta línea hay un porcentaje fijo que pagarás a través de impuestos, un 20% siempre que el premio supere los 20.000 euros.

La cifra mínima ha ido subiendo progresivamente desde 2017, cuando los premios debían declararse a partir de los 2.500 euros, gracias a la enmienda de los Presupuestos Generales del Estado sobre la elevación del mínimo exento de tributos en la lotería y el resto de premios de ONLAE (Loterías y Apuestas del Estado).

Por otro lado, se prevé que la cantidad siga aumentando hasta los 40.000 euros en 2020. Es decir, el año que viene el límite de premios sin pago de impuestos relacionados estará más alto y, por tanto, beneficiará más a los ganadores y menos a la Agencia Tributaria.

¿Cómo se debe tributar?

La Agencia Tributaria no va a esperar a que el ganador informe de su premio a la hora de hacer la Declaración de la Renta al año siguiente, sino que, al igual que ocurre con otros conceptos como la nómina mensual, se producirá una retención del Impuesto para la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en los premios de lotería.

Es decir, si te toca el Gordo de Navidad no vas a recibir el premio completo (400.000 euros), sino que recibirás automáticamente 324.000 euros. De esta forma Hacienda se asegura que el pago de impuestos se realiza correctamente y que el ganador no intenta evitar este pago. Igualmente tendrás que informar de ello en el momento de hacer la Declaración de la Renta en 2020.

Así, debes incluir el premio de la lotería en la página 10 de la renta, dentro del apartado de Ganancias y pérdidas patrimoniales no derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales. Más concretamente, en el apartado de Premios obtenidos por la participación en juegos, rifas o combinaciones aleatorias sin fines publicitarios.

Para ser más exactos, los premios en metálico deben ir incluidos en la casilla 266 de la Declaración de la Renta, mientras que la retención del 20% por los premios superiores a 20.000 euros deben ir en las casillas 268 y 269.

En cifras, la Agencia Tributaria recibió el año pasado 188,7 millones de euros solo por la tributación de los premios de Navidad, del total de los 480 millones de euros que ingresa procedente del conjunto de los premios de Loterías y Apuestas del Estado.