La factura de la luz y del gas se ha convertido recientemente en una de las principales preocupaciones de los consumidores. Existen maneras sencillas de ahorrar en ella, a través de la eficiencia energética, es decir, del uso eficiente de la energía, una herramienta básica de calidad ambiental.

Una de las empresas comprometidas con el medio ambiente es Gas Natural Fenosa, que lleva a cabo diferentes actividades para promover la eficiencia energética. En este marco, elabora estudios para ahorrar en el gasto energético.

Según el “X Índice de Eficiencia Energética en el Hogar”, elaborado por la Fundación Gas Natural Fenosa, los hogares españoles podemos ahorrar de media casi 300 euros anuales, el 27% de nuestra factura de gas y electricidad, con sencillos cambios en nuestros usos y costumbres y con la mejora del equipamiento energético. Aquí te dejamos 10 de los más sencillos y eficientes:

1) Utiliza la lavadora con el agua a la menor temperatura posible ya que entre el 80% y el 85% de la energía que gasta este electrodoméstico se produce al calentar el agua. Reducir la temperatura del lavado, por ejemplo, de 40ºC a 15ºC, reduce el consumo de energía a la mitad.

2) Utiliza ollas a presión o rápidas cuando cocinas, ya que reduce hasta un 70% tu consumo energético. Recuerda, además, mantener las ollas tapadas para mantener el calor y apagar el fuego 5 o 10 minutos antes de acabar la cocción para aprovechar el calor residual.

3) También cuando cocinas, puedes utilizar ollas y sartenes que tengan un diámetro algo superior a la superficie de la placa hace que la cocción sea más rápida y que ahorres hasta un 20%.

4) Una cocina de gas natural es más eficiente que una eléctrica. Pero si decides comprarte una cocina eléctrica, procura que sea de inducción.

5) Utiliza el microondas en lugar del horno porque consume menos. Pero si decides cocinar con horno, procura abrirlo solo cuando sea necesario, aprovecha y cocina varios alimentos de una vez, y apaga el horno antes de finalizar la cocción para aprovechar el calor residual.

6) Configura la temperatura del frigorífico en el intervalo de 3ºC a 7ºC, y el congelador a -18ºC. Por cada grado que bajas la temperatura hay hasta un 5% más de consumo.

7) Apaga el ordenador si prevés que no lo vas a utilizar en los próximos 30 minutos. Que no se te olvide apagar el piloto de encendido de la televisión y de otros aparatos como equipos de música, videojuegos u otros. También puedes usar regletas con interruptor para agrupar varios aparatos y que puedas desconectar durante la noche o cuando no los hagas servir. Solamente el consumo anual de un ruter es de 19 euros/año.

8) El 40% de las pérdidas de calor se produce por las ventanas, por lo que para ahorrar puedes instalar una doble ventana o sustituir el vidrio y la carpintería de tus ventanas por otras más eficientes.

9) Para ahorrar en calefacción, ajusta el termostato entre 19ºC y 21ºC durante el día y durante la noche o cuando no estés en casa, ¡no lo apagues! Ponlo entre 15 y 17ºC.

10) Si tienes aire acondicionado procura ajustar el termostato a una temperatura de entre 24 y 26 grados.