El grupo Wanda, propiedad del hombre más rico de China Wang Jianlin, está negociando adquirir el 75 por ciento de las acciones del complejo de vacaciones español Marina d'Or, situado en Oropesa del Mar (Castellón), por unos 8.200 millones de yuanes (unos 1.200 millones de euros), según informa el oficial Diario del Pueblo en su edición digital, información recogida por la agencia Efe. El gabinete de prensa de la consejería de Economía de la Comunidad valenciana manifestó a ELPLURAL.COM que el consorcio chino no se ha puesto en contacto con las autoridades valencianas.

La 'ciudad de vacaciones' más famosa
"Marina d'Or ciudad de vacaciones" se convirtió en uno de los eslóganes de publicidad más famosos de España. La agresiva campaña publicitaria que acometieron sus inversores dentro y fuera de España vendía a las clases medias el sueño de tener un piso o alojarse en un hotel a imagen de los millonarios. El complejo ubicado en Castellón  es el más grande de Europa e incluye un campo de golf, un parque temático, cinco hoteles y un balneario, entre otras edificaciones.

Marina D'or, podría convertirse en 'una ciudad china' tras su quiebra. Foto Marina D´Or



El  Diario del Pueblo, órgano oficial del partido Comunista chino, cita fuentes propias no detalladas para basar su información. Contactado por Efe, Wanda declinó hacer comentarios al respecto por el momento.
No obstante el fundador y presidente de la compañía avanzó en julio que haría al menos tres grandes adquisiciones en el extranjero en los siguientes seis meses, tras expandir su entrada en el sector deportivo con la compra este año de Triathlon Corporation, dueña de los derechos de pruebas como Ironman, e Infront, una de las mayores empresas mundiales de derechos deportivos.

Ya tiene el Edificio España
El gigante chino ya desembarcó en España en 2014 con la compra del emblemático Edificio España, situado en Madrid, por 265 millones de euros, y continuó este año adquiriendo una participación del 20% en el capital del Atlético de Madrid por unos 50 millones.

Su posible entrada en Marina d'Or se produce mientras se cree que continúan las conversaciones entre Wanda y las autoridades españolas para levantar un complejo de viviendas y ocio en el suroeste de Madrid, el proyecto conocido como «operación Campamento», sin que haya novedades del estado de las negociaciones desde hace meses.

Marina d'Or apuesta por el turismo extranjero
Marina d'Or ha aumentado su apuesta por atraer turistas del mercado internacional tras confirmar vuelos regulares con Bulgaria y trabajar tanto en otros destinos europeos como en una conexión con China, establecidos a través del aeropuerto de Valencia pero que irían derivando poco a poco hacia el de Castellón.

La compañía anunció en marzo pasado que trabaja con paquetes especialmente diseñados para cada país, así como con personal nativo capaz de expresarse en el idioma de los turistas.
El objetivo del grupo, constituido en 1983 y cuya promotora se declaró en quiebra en junio de 2014, sin afectar a la división de hoteles, era convertirse en la mayor ciudad de vacaciones de Europa, una especie de «Las Vegas europeo» que aún podría resucitar con la eventual entrada de Wanda en el proyecto.