Es la variación del precio o de la rentabilidad de un activo respecto a unos valores medios. A mayor volatilidad, mayores serán las fluctuaciones. Es una forma de medir el riesgo de la inversión en renta variable (sobre todo de precio), puesto que al adquirir una acción se desconoce cuál va a ser su rendimiento en un futuro. 

Coeficiente beta

Cuando la variación de la rentabilidad de una acción se calcula respecto al mercado en general, se habla de coeficiente beta. Un beta por encima de 1 indica que la volatilidad del activo en concreto es superior a la del mercado.

Tipos de volatilidad

  • Volatilidad histórica. Es la más utilizada y la más sencilla de calcular. Es la variación de la rentabilidad durante un periodo de tiempo, respecto a la media de ese periodo. 
  • Volatilidad implícita. Es la estimación de la volatilidad de un activo en el futuro. No es un cálculo exacto, sino una aproximación para prever los movimientos futuros de la acción o del mercado. 

Ejemplo: 

“El pasado viernes, el consejo de Liberbank mostró su ‘su plena confianza en la solvencia y liquidez del banco’ para despejar las dudas ante la ‘reciente volatilidad bursátil’".