El Valor Actual Neto (VAN) consiste en el cálculo según valores actuales de todos los cobros y pagos de una inversión o actividad económica. Para actualizar estos costes, se aplica un tipo de interés concreto que tiene en cuenta tanto el periodo de tiempo que falta para concluir la operación como el riesgo de la misma, suponiendo que la situación se mantendrá sin cambios.

Calcular y obtener el Valor Actual Neto permite conocer la viabilidad de una inversión y elegir la más rentable y favorable en cada caso. Pero ¿cómo se calcula el VAN? Se puede calcular el Valor Actual Neto a través de una fórmula que incluye: la inversión inicial, los flujos de cada periodo de tiempo, el número de periodos de tiempo y el tipo de interés aplicado a la inversión. El resultado se obtiene en unidades monetarias. Así, cuando el resultado está por encima de 0, quiere decir que la inversión va a proporcionar beneficios.

VAN= - Inversión inicial + Flujos de dinero de cada periodo/ 1+tipo de interés aplicado en cada periodo

La Tasa Interna de Rebote (TIR) y su relación con el VAN

La TIR es un valor que mide la rentabilidad que ofrece una inversión expresada en porcentaje. Es decir, cuántos beneficios o pérdidas va a aportar la operación. Se utiliza, como el Valor Actualizado Neto, para evaluar y decidir sobre las posibilidades de una inversión.

Desde el punto de vista del cálculo, la Tasa Interna de Rebote es la que, en el momento inicial de la inversión, iguala la corriente futura de pagos con la de cobros. El resultado es un VAN igual a 0.