Una transferencia es una orden de transmisión de fondos entre la cuenta de una persona o entidad (el ordenante) y la de un beneficiario, formen parte o no de la misma entidad bancaria. En algunas ocasiones, el banco puede cobrar una comisión por la realización de esta transacción, detalle que debe aparecer indicado en las consideraciones del contrato.

Normalmente, se utiliza el término transferencia para referirse a diferentes tipos de transacciones. Pero las más habituales son los traspasos de fondos (movimientos de dinero entre cuentas de la misma entidad), el giro (transferencia en efectivo desde la entidad del ordenante a la cuenta del beneficiario en otro banco) o el traspaso de efectivo (transferencia de dinero entre cuentas de un mismo titular, pero situadas en corporaciones diferentes).   

Ejemplo:

Ese día y en ese sitio Álvaro Lapuerta fue visto plenamente recuperado de sus heridas. Lo suficientemente al menos como para acudir con un sobre a realizar en persona una transferencia”.


Antes de emitir una transferencia, no sólo conviene que nos fijemos en el porcentaje que cada banco aplica sobre el importe a transferir, sino también en el coste de la comisión mínima. Esto se debe a que si se envía un importe muy reducido y la comisión no alcanza el coste mínimo establecido por el banco, estaremos obligados a pagar al menos esa cifra para poder hacer la transferencia efectiva

Tipos de transferencia

  • Clasificación geográfica: transferencias nacionales y transferencias internacionales. En la primera, ordenante y beneficiario se encuentran en España; en la segunda, cada una de las partes se encuentra en un país diferente. En este último caso, la transacción será más barata si conocemos el IBAN y el BIC del destinatario.

Ejemplo:

“Y es que, hace unos años, las transferencia internacionales, con las tasas por cambio de divisas, eran todo un quebradero de cabeza por el elevado coste que tenían”.

  • Clasificación según la vía de emisión. Las transferencias bancarias pueden ser ordenadas por teléfono, en el cajero, a través de una aplicación móvil/internet o en el mostrador de la sucursal bancaria.  
  • Clasificación temporal: transferencias ordinarias (uno o días) y transferencias urgentes (en el mismo día).

Ejemplo:

 “Recientemente, este mismo portal financiero ha publicado una guía de descarga gratuita sobre transferencias bancarias, la cual no sólo nos ayudará a conocer el coste de esta operación a través de una tabla comparativa que recoge las tarifas propias de cada entidad, sino que también proporciona información útil sobre cómo realizar una transferencia y cuánto tiempo pueden llegar a tardar según el área geográfica de emisión y recepción”.

¿Cuánto cuesta una transferencia bancaria? Las comisiones

Una transferencia es un servicio prestado por las entidades bancarias que, en ocasiones, pueden cobrar un porcentaje por su realización. Entre las principales comisiones que pueden cobrar las sucursales se encuentran:

  • Comisión por transferencia ordinaria. Este coste va a depender de la vía utilizada para su emisión, siendo la presencial (en la oficina bancaria) la más elevada.
  • Comisión por traspaso. Normalmente, los bancos no suelen cobrar los movimientos de dinero entre cuentas de una misma entidad. Aunque depende de las condiciones contratadas y de si se trata de transferencias electrónicas o si implican dinero en efectivo desde el ordenante o para el beneficiario.
  • Comisión por devolución. Son los cobros que realiza el banco cuando se cometen errores en la orden de transferencia por parte del cliente.
  • Comisión por transferencia exterior. Las transacciones internacionales son más caras que las nacionales, aunque el Banco de España obliga a que las transferencias en euros realizadas en Europa (hasta 50000 euros) deben gravarse con las mismas comisiones que las nacionales.

Ejemplo:

“Según un informe elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com, las principales entidades bancarias españolas pueden llegar a aplicar a sus clientes una comisión mínima de hasta 18 euros por realizar transferencias bancarias nacionales y dentro de la Zona Única de Pagos en Euros (también, conocida como zona SEPA)”.