Qué es la recesión económica?

Es el decrecimiento de la tasa de variación del Producto Interior Bruto (PIB) durante un periodo igual a seis meses consecutivos. Se reducen las inversiones, la demanda y la productividad y, como consecuencia, disminuye la inflación y aumenta el desempleo. En palabras llanas, recesión es la reducción de la actividad económica de un país. 

La recesión constituye una de las fases de la cualidad cíclica de la economía: a un periodo de bonanza, le sucede otro de decrecimiento (‘vacas flacas’) e, incluso, otro posterior de depresión. Es, precisamente, el periodo de superproducción el que desencadena el decrecimiento de la economía de un estado: aumenta el precio de las materias primas, de los productos, de la vivienda, de los índices bursátiles…

En un mundo cada vez más globalizado, los ciclos económicos suelen llegar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta. Este motivo es el que hace posible una recesión global como la que comenzó en el año 2008, conocida como la Gran Recesión. Iniciada en EEUU, este descenso de la actividad económica mundial fue el peor después del crack de 1929.

Ejemplo: 

“La Comisión Europea dio por cerrada este miércoles la crisis económica 10 años después del estallido de las hipotecas subprime en EE. UU. que desencadenó la recesión a nivel mundial. Así lo ha asegurado Bruselas en un comunicado, destacando que el desempleo está en el nivel más bajo en Europa y el PIB comunitario crecerá este año por quinto año consecutivo.”