Miquel Iceta y Thais Villas bailando



Miquel Iceta se toma con buen humor que, después de casi 30 años en política, salte ahora a la fama por su sus bailes. "Al menos ahora me reconocen, me piden más selfies que antes", comenta irónico en una entrevista con la reportera de El Intermedio, Thais Villas. Desde que el pasado 11 de septiembre se soltó la melena bailando y cantando "Don't stop me now', de Queen, junto a Pedro Sánchez, se ha convertido en el político catalán de moda. Al menos el más divertido. Lo que ha provocado, según él, la "envidia cochina" de sus adversarios del PP, en concreto Xavier García Albiol y Andrea Levy, que han criticado su frivolidad. "No les parece bien ni que respiremos", sentenció.

El candidato del PSC a la Generalitat de Catalunya volvió a desmelenarse ante Tahis Villas demostrando que los políticos también pueden tener su vis cómica. Comentó que le habían llegado a comparar con el presidente de los Estados Unidos: "La gente cree que bailo mejor que Obama. Él se mueve menos, pero con ese ritmo... Yo me tengo que mover más". De todo este asunto, lo "peor", en su opinión, es que le hayan dicho algunos que hace el "ridículo". Se refirió a sí mismo como "Iceta lo Peta", emulando a uno de los hashtags que estos días han llenado Twitter de comentarios. También explicó que en las bodas suele aflojar las caderas "un par o tres de canciones" y concluyó que es más divertido bailar que la política. "Cataluña y España deben bailar juntas", propuso para solucionar el problema del separatismo. Villas y él acabaron entonando el 'Como una ola' de Rocío Jurado. Y es que el repertorio del político catalán es muy amplio.