Captura del vídeo-editorial que ofreció Hermann Tertsch para Telemadrid desde la cama de un hospital Captura del vídeo-editorial que ofreció Hermann Tertsch para Telemadrid desde la cama de un hospital



En su momento ya quedó demostrado que Telemadrid había pagado la defensa de Hermann Tertsch en su 'guerra' contra el Gran Wyoming. En el Intermedio, el programa de La Sexta, se llegó a mostrar una prueba incontestable: el pago a través de una transferencia de Banesto desde la televisión a los abogados del periodista. Pero faltaban por conocerse los detalles de cómo y quiénes negociaron aquel 'acuerdo' por el que con dinero público se pagó la defensa por un asunto personal de alguien que ni siquiera era trabajador de plantilla de Telemadrid... En el camino, además, nos hemos encontrado con algunas otras maniobras rayanas en lo ilícito.

"Una pelea de bar"
Recordamos los hechos. En diciembre de 2009 Hermann Tertsch recibió una paliza en un bar. El periodista lo presentó como una "paliza de profesionales" que habrían sido contratados para 'castigarle' por las opiniones que sostenía en columnas y tertulias. En concreto, dijo él, lo que había colmado el vaso del odio contra él había sido la mofa que le habían dispensado en el Intermedio, el programa que dirige Wyoming en La Sexta, a unas llamadas que Tertsch hizo, proponiéndose para sumarse en persona, a la guerra a muerte contra Al Qaeda para liberar a tres españoles secuestrados en Mozambique.

Tras la paliza y las acusaciones de Tertsch, el Intermedio emitió información donde se descubría que, lejos de hablar de 'persecuciones políticas', se calificaba lo sucedido como de "vulgar pelea de bar", sin intencionalidad ni política, ni ideológica, y que más tenían que ver con estados etílicos, que filosóficos.



Una demanda desde la cama
La reacción de Tertsch fue intensificar una autocampaña de victimismo. Incluida una inenarrable intervención en directo desde la cama en la que además de insultar al Gran Wyoming, y de paso a Zapatero, anunció que presentaría una querella contra el presentador de La Sexta, al que pedía 200.000 euros de compensación.



Demandas pagadas con el 'odiado' dinero público
Una 'guerra' a la que, se supo después, el periodista se había lanzado con 'paracaídas': él no pagaba su defensa, lo hacía Telemadrid con dinero de todos.  Wyoming lo demostró con esta factura:

Transferencia de Telemadrid para pagar a los abogados de Tertsch mostrada en 'El Intermedio' Transferencia de Telemadrid para pagar a los abogados de Tertsch mostrada en 'El Intermedio'



Ahora ELPLURAL.COM, como decimos, ha tenido acceso a nuevos documentos que muestran como se montó aquella 'guerra santa' de Tertsch contra Wyoming.

El actual director general, y el "Estimado Hermann"
En un principio se responsabilizó en exclusiva de los pagos a quien había sido entonces el director general del ente televisivo madrileño, José Antonio Sánchez, actual presidente de RTVE. La realidad, según documentación a la que hemos tenido acceso en ELPLURAL.COM es algo diferente. Lo cierto es que quien llevó a cabo toda la negociación con el 'apalizado periodista' fue el entonces subdirector general, Ángel Martín Vizcaíno, ahora responsable máximo de la desacreditada televisión autonómica madrileña... y los documentos muestran el entreguismo del medio público a un hombre que no se vio sino envuelto en una pelea de bar, utilizando para ello dinero público.

Para empezar, según un documento que hemos consultado, tras iniciarse 'la guerra' con Wyoming, y Hermann Tertsch ponerse en manos del gabinete de sus primas, Palacio y Asociado (la exministra Ana de Palacio, entre las socias), en Telemadrid se puso a disposición del bufete defensor del periodista a trabajadores del ente público madrileño para que les ayudaran a 'encontrar pruebas'. "Según lo acordado en nuestra conversación telefónica del día de ayuer -se lee en una carta remitida desder Telemadrid a la abogada Urquiola de Palacio- adjunto te remito diversa documentación publicada en distintos medios de prensa y dos DVD's con imágenes del programa "EL INTERMEDIO" y del Telenoticias "Diario de la Noche de Telemadrid"".

Pero además en la misma nota se decía a la defensora de Tertsch que se había solicitado "del Área de Informativos que vayan grabando todos los programas de "EL INTERMEDIO" en los que se emitan imágenes relacionadas con este asunto, que te iré remitiendo a medida que vayan llegando". O lo que es lo mismo, a redactores y documentalistas de Telemadrid se les puso como tarea, durante su horario laboral, a trabajar para Tertsch.

Una oferta irrechazable, una rebaja de un 25%, hecha por "el experto en denunciar mamandurrias"
Pocos meses después, con el proceso ya en marcha, Tertsch remitió una carta a Ángel Martín Vizcaíno, actual director general de Telemadrid, que también hemos podido consultar, y en la que Tertsch le hacía la siguiente 'oferta': "...de conformidad con el criterio acordado en las conversaciones mantenidas al efecto, te adjunto, para su tramitación y aceptación por los órganos internos competentes, las facturas correspondientes a los meses de diciembre, enero y febrero, en las que, como podrás observar, se han regularizado efectuando la reducción acordada del 25% sobre el importe fijado contractualmente".

La relación de Hermann Tertsch con Telemadrid era la de un trabajador externo que contrataba a través de una empresa, "Productora Regueros", a cambio de un servicio. Una contraprestación que, por una "pelea de bar", el periodista tuvo que interrumpir, pero por la que, sin embargo, siguió cobrando con dinero público.., eso sí, 'sólo' el 75%. En la misma carta, consciente de la 'peculiaridad' del "criterio acordado en las conversaciones mantenidas al efecto", el propio Tertsch avisaba a Martín Vizcaíno que su reincoporación "lamentablemente, no podrá efectuarse a corto plazo según prescripción facultativa", por lo que "propongo un análisis conjunto de otras alternativas que permitan mantener mi vinculación con TELEMADRID".

Ese deseo de seguir cobrando dinero público, aún sin cumplir con el trabajo acordado, no deja de resultar curioso en alguien que, como se dijo en 'El Intermedio', se presentaba como "defensor del liberalismo, el azote del gasto público, el experto en denunciar las mamandurrias de los sindicatos".

Derrota en primera instancia, y recurso.., total, pagan otros
En julio de 2011, los juzgados de primera instancia sentenciaron que Wyoming no había vulnerado el honor de Tertsch, y condenaron además al demandante a pagar costas. El periodista ultra recurrió... Al fin y al cabo, como demuestra una carta más a la que hemos tenido acceso, lo volvía  a hacer con dinero público y con la tranquilidad de que aunque perdiera el nunca tendría que poner el dinero.

La carta a la que nos referimos, firmada por Ángel Martín Vizcaíno, recordamos, durante una década subdirector general, y ahora director general de Telemadrid, y fechada el 24 de octubre de 2011,  era un cheque en blanco para Tertsch, desde las primeras palabras "Estimado Hermann", hasta las últimas, "aprovecho esta oportunidad para enviarte un afectuoso saludo". En medio, un texto en el que venía a recogerse el trato de favor que se concedía con dinero público al "estimado Hermann".
"...te confirmo -se lee en la carta de Vizcaíno a Tertsch-, mediante el presente escrito, los términos del acuerdo alcanzado en las conversaciones mantenidas al efecto sobre la asunción del pago de los gastos de defensa y costas judiciales:

1º. Telemadrid se hará cargo del pago de los gastos de defensa de los procedimientos que se insten en las distintas instancias.

2º. Asimismo, Telemadrid asumirá las costas judiciales que pudieran producirse en los diversos procedimientos.

3º No obstante lo anterior, en el supuesto de que, finalmente, se fijara judicialmente una indemnización a tu favor por los daños y perjuicios causados, el importe de ésta deberá destinarse al resarcimiento de los gastos en que hubiera incurrido Telemadrid por los capítulos reflejados en los apartados 1º y 2º, hasta el límite que alcance.

Si efectuado el resarcimiento en su totalidad existiera un remanente, el importe del mismo será donado a aquella institución benéfica que ambas partes acordemos".

Tertsch, y podría decirse ante lo visto, Telemadrid, volvieron a perder el recurso. Pero las cuentas del periodista no sufrieron. El dinero para 'defender su honor' por una "pelea de bar", ya se ve, lo pagamos entre todos... Por cierto, de lo que se ha hecho con ese dinero quizás nos han dado otra 'idea' los trabajadores de Telemadrid que, como informaba ELPLURAL.COM este lunes, han presentado una demanda por administración desleal contra Martín Vizcaíno y otros dos directores generales anteriores para aclarar oscuros contratos, en este caso para la compra de los derechos televisivos del Atlético de Madrid, cuyo presidente, Enrique Cerezo, es 'otro amigo de la casa'.