Con motivo de la pandemia del coronavirus, Sálvame y el Deluxe han dado un giro a su programación y han dejado de lado la información del corazón y se han centrado más en la política. Pero ese giro también ha provocado su inmersión en la peor faceta de la vida pública. En concreto, Jorge Javier Vázquez ha denunciado los insultos que está recibiendo en redes sociales después de entrevistar a Irene Montero y de haber sido señalado por Vox, partido del que se ha declarado “víctima” aunque sin querer nombrarles porque “no debemos entrar al juego”.  

Así lo contó este lunes Jorge Javier Vázquez en Sálvame, tras recordar que este sábado en Deluxe entrevistó a la ministra de Igualdad, Irene Montero, por videoconferencia, y a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.  Según el presentador, “me pusieron los pelos de punta” los mensajes que recibía durante esas entrevistas, porque “se ha politizado el coronavirus”. 

“La sociedad está muy polarizada”, señaló, entre quienes aprueban la actuación del Gobierno y quienes se oponen: “El coronavirus se está utilizando como medio para dividir a la sociedad”. Mensajes recibidos por personas anónimas, pero también por parte de periodistas: “Si doy paso a la ministra portavoz o a Irene Montero entienden que no debo escuchar sino darle hostias hasta en el cielo del paladar y tampoco es mi cometido. No entiendo cómo podemos estar tan beligeradntes”. Según el presentador, su labor no es opinar sino informar y no enervar a la gente: “Me voy a mostrar aséptico en la medida de lo posible”.

Para quien sí tuvo unas palabras, aunque sin nombrarles, fue para Vox. Según Jorge Javier Vázquez, ha sido “víctima” de ellos y puso como ejemplo los bulos que suele difundir la extrema derecha en redes sociales: “Utilizan vídeos descontextualizados míos, intento por todos los medios jamás nombrar a ese partido, creo que no debemos entrar al juego”. Una práctica, la de los vídeos sin contexto, que también sufrió Antonio Miguel Carmona por parte de la extrema derecha tras su paso por Sálvame, por parte de destacados miembros de Vox como Hermann Tertsch.

La pasada semana, Jorge Javier Vázquez tuvo que leer en directo, en Sálvame, una aclaración pedida por Vox sobre la afirmación de que Santiago Abascal había acudido al pleno del Congreso de los Diputados sin respetar la cuarentena tras haberse curado de la COVID-19.

Tras leer la nota de Vox, el partido publicó el vídeo en sus redes sociales con su habitual tono bélico: “No hemos pedido que "puntualicéis" una información, @salvameoficial. Hemos exigido que rectificarais dos mentiras miserables”. Las respuestas de los seguidores de Vox no se hicieron esperar y tampoco se separaron de su tónica habitual: “Dictador”, “miserable”, “rata”, “serpiente maricona y babosa” o “mariconazo” eran algunas de las perlas que le dedicaron.