La productora Proamagna, responsable del programa En la tuya o en la mía que presentaba Bertín Osborne en RTVE ha respondido a la polémica sobre su marcha a Mediaset. Lo ha hecho después del comunicado del Consejo de Administración del Ente Público en el que criticaba la actitud de la empresa, así como tras las declaraciones de directivos de TVE que acusaban a Proamagna de “deslealtad”.

El comunicado de la productora busca “no ver menoscabada nuestra imagen ante los últimos acontecimientos relacionados con el programa” y se empeña en puntualizar “algunas cuestiones que hubiéramos preferido que quedaran en el ámbito privado de la relación entre TVE y Proamagna”.

Frente a lo afirmado por RTVE, la productora asegura haber mostrado su rechazo a la propuesta de la cadena pública el mismo día 25 de febrero, cuando “solo había aprobado 5 nuevos programas y no los 18 previstos”.

Según Proamagna, el 1 de marzo volvieron a reiterar esa postura en la reunión celebrada: “No  podíamos aceptar el encargo de 5 programas y propusimos a TVE que, para tranquilizar su preocupación por alcanzar un compromiso hasta julio ante un posible cambio en el Gobierno, incluyeran en el contrato una cláusula de posible rescisión del mismo en caso de cambio en la Presidencia de RTVE, para que tuvieran la tranquilidad de no dejar con las ‘manos atadas’ a nadie”. “Consideramos que esta propuesta nos permitía trabajar con planificación y a CRTVE respetar su prudencia en cuanto a contratación en estos momentos”, añade el comunicado.

“TVE no aceptó la propuesta y la única opción posible era la referida contratación de 5 programas, que no fue aceptada en ningún momento por Proamagna, entre otros motivos porque En la tuya o en la mía es el programa que más audiencia aporta a la cadena, con un coste por minuto, y sobre todo por espectador, imbatible en comparación con otros programas”, presume el comunicado.

“En relación a la resolución unilateral por RTVE del contrato, nos gustaría puntualizar que hemos cumplido todas nuestras obligaciones más que satisfactoriamente. Y respecto a la entrega de los dos últimos capítulos del programa, estábamos en plazo, según el calendario oportunamente facilitado a la cadena, sin reparo alguno por su parte”, añade la productora, que concluye lamentando “profundamente haber llegado a esta situación motivada por una decisión empresarial que no entendemos”.