Se llama Terrence Burns, y según dicen en la revista Vanity Fair, donde le han entrevistado, es todo un "gurú" de la comunicación, con experiencia en el mundo olímpico, al que contrató Madrid 2020 como preparador del equipo. De entrada hay que reconocerle, por sus declaraciones, que es 'valiente': "¿Fue usted quien escribió la frase “having a relaxing cup of café con leche”?", le preguntan, y él lo reconoce: "Sí, fue mi idea. Porque como extranjero, para mí, esa es una imagen icónica de Madrid".

Botella fue una de las personas que más ensayó sus intervenciones
'El gurú' se justifica explicando que "los discursos y las presentaciones se diseñan y escriben para una audiencia muy específica: los miembros del COI y de la Familia Olímpica. Tenemos 45 minutos para dar un complejo conjunto de mensajes que están diseñados para resaltar los puntos fuertes de nuestra oferta y exponerlos de manera emocional, para tocar también los corazones de los miembros". Viendo los resultados es evidente que no acertó. O que quienes 'dieron voz' a sus mensajes no acertaron.



Terrence Burns desvela que trabajó con el equipo "gestos, pausas, énfases, tonadilidad y expresión corporal". Y lo más sorprendente, o risible si se tiene en cuenta el resultado, es que el 'experto comunicador' reconoce que una de las personas con las que más trabajó fue..., sí, con la alcaldesa de Madrid.

Quizás sea eso, o su sentido de la responsabilidad, o su fidelidad con los clientes lo que le lleva a contestar que "la señora Botella fue uno de los miembros que más duro trabajó en el equipo de Madrid, pasó semanas preparando su exposición. De hecho, muchos de los miembros del COI que me han hablado muy cortésmente de ella tras sus cuatro intervenciones. He trabajado en muchas presentaciones de candidaturas y no es lo normal tener una alcaldesa tan cálida, cercana y apasionada de su ciudad. Ella fue uno de los mayores activos de nuestra candidatura. Su punto más fuerte es que era muy creíble porque estaba claro que amaba su ciudad".

La alcaldesa, "uno de los mayores activos de la candidatura"
Este descubrimiento, que Botella "pasó semanas preparando su exposición", y esos calificativos "uno de los mayores activos de nuestra candidatura", o persona "cálida, cercana", o "muy creíble", son reveladores. Aunque sólo sea de cómo defiende su trabajo, porque Terrence Burns reconoce en Vanity Fair que "escribí todos sus discursos para todas sus presentaciones".

Es más, el 'gurú', después de explicar que "mi papel es ayudar a cada candidatura a entender lo que un público extranjero quiere oír", y que "el 'relaxing cup of café con leche' era un concepto fácil y simple, que lo expresaba", insiste no sólo en defender a su 'patrona', sino en que no enmendaría lo hecho: "(Botella) Lo transmitió perfectamente y lo volvería a hacer. Estuvo perfecta. Fue mi idea y si a la gente no le gusta, perfecto, pero fue mi idea, no la de ella".



Lo sorprendente en un experto en comunicador, es su apartente falta de coincidencia con la realidad de lo que ve la inmensa mayor parte de la gente para la que comunica. Porque cuando le preguntan por las críticas hacia Botella y su intervención, no se corta: "Creo que es fácil criticar algo que no entiendes cuando estas decepcionado, además es injusto -dice el 'gurú'-. Como ya he dicho, estuvo perfecta en su tono y transmitió e hizo exactamente lo que le pedí que hiciera. Yo y todos con los que hablé en la sala encontraron que estuvo encantadora. Eso lo que le pedí que fuera y así fue. Si a la gente no le gustó su discurso o cómo lo hizo, cúlpenme a mí, no a ella".

Su distanciamiento con la realidad lo ha puesto la propia Ana Botella este jueves durante un desayuno informativo en un céntrico hotel madrileño. Y es que mientras el 'gurú' recomendaba en la entrevista en Vanity Fair "no darse por vencido", porque "Madrid tenía una candidatura perfecta y un gran mensaje", la propia alcaldesa, como les informamos en ELPLURAL.COM, se reía de sí misma y el "relaxing cup of café con leche", al tiempo que anunciaba que bajo su mandato Madrid no se presentará para los Juegos del 2024.