No han tardado en colgarse en Twitter montajes del selfie en el que, entre otras cosas, han incluido a Ronaldo o al tenista Novak Djokovic.

También Pablo Iglesias se quedó encerrado en un ascensor del ayuntamiento de Barcelona junto a Ada Colau. Entonces, retransmitió por Twitter el momento "angustioso".