La noche electoral del 24 de mayo, algunos tertulianos de los programas especiales no ocultaron su sorpresa, incluso rechazo, a los resultados de las votaciones. Una de las más contundentes fue la directora de COPE en Extremadura, Lola Izquierdo Mora. Tras conocerse los resultados de la Comunidad donde el PSOE desbancaba al PP de Monago como partido más votado, Izquierdo durante su participación en la cadena pública de Extremadura aseguró que le daba “mucha pena lo que ha pasado. Lo tengo que decir con toda franqueza. Me da pena porque José Antonio Monago y todo su equipo han trabajado muchísimo. Estaban intentando hacer una nueva Extremadura y la gente no ha apostado por eso. Los extremeños no le han dado la posibilidad de desarrollar su proyecto en otros cuatro años. Cada uno que ha votado sabrá por qué. Me da mucha pena. Una pena tremenda”.

La defensa a ultranza de la gestión del hasta ahora presidente de Extremadura, José Antonio Monago, en la cadena pública de la Comunidad ha sido duramente criticada por Juan Manuel Fernandez, periodista de Bluper donde han recogido su intervención.

Previsible despido
La página de información televisiva también se hace eco de los lamentos de Lola Izquierdo en su programa de COPE ante su más que previsible salida de la cadena pública ante la llegada del gobierno socialista, además de atacar constantemente a los dos líderes de los dos partidos extremeños que desbancarán a Monago del Gobierno, Guillermo Fernández Vara (PSOE) y a Álvaro Jaén (Podemos).

El periodista de Bluper, defendiendo a ultranza una televisión pública de calidad y no politizada, se pregunta: "¿qué espera esta señora y todos esos tertulianos que sodomizan las televisiones públicas con su sectarismo? ¿Hasta cuándo tenemos que estar pagando con nuestros impuestos a estos manipuladores llenos de odio y que escupen veneno?"


Las perlas de Lola 

No es la primera vez que la directora de COPE Extremadura es señalada por sus palabras en la cadena pública.Recordemos la entrevista al por entonces candidato de Podemos Álvaro Jaén, en la que intervino Izquierdo para hacerle preguntas tan profundas como por qué se había cortado el pelo, por qué llamo "señorito al presidente Monago" o “de dónde os viene a vosotros esa simpatía por regímenes dictatoriales como Bolivia o Irán, donde las mujeres llevan burka, o por el mundo abertzale”.