Cataluña
Artur Mas ha renunciado a la presidencia del PDCat.
Artur Mas ha renunciado a la presidencia del PDCat.
|
Fuente
:
ACN

Mas dimite del PDCat para dejar vía libre a JxCat

Abandona la presidencia del partido dos años después de designar a Puigdemont como su sucesor a la presidencia de la Generalitat

85
Mar, 9 Ene 2018

Artur Mas creó de las cenizas el PDCat y él mismo lo entierra en Junts per Catalunya.

Quien fue president de la Generalitat y que en el verano de 2016 dio carpetazo a la CDC de Jordi Pujol, ha anunciado que dimite de la presidencia honorífica y que todo el poder lo tendrá la marca electoral Junts per Catalunya, 'engendrada' en Bélgica entre la dirección del PDCat y Carles Puigdemont.

Para Mas hay dos motivos: el primero es dar un espaldarazo a la nueva marca electoral y el segundo, más personal, poder centrarse en la preparación de la defensa de los tres procedimientos judiciales que tiene abiertos: la condena por el 9N por la que está inhabilitado por dos años; el proceso en el Tribunal de Cuentas (lo que le ha supuesto el embargo de sus propiedades) y su imputación, conocida hoy mismo, por el Supremo por la causa del 1 de octubre, por el que están en prisión Oriol Junqueras, Quim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Todo eso sin olvidar que el lunes 15 de enero se hace pública la sentencia del caso PalauLa Fiscalía considera que CDC se financió irregularmente y pide la condena del partido fundado por Jordi Pujol. Mas incluso, ha reconocido que Convergència se financió ilegalmente, pero que esto pasó antes de que él tuviera responsabilidades ejecutivas en el partido. Esta fue una de las causas del cambio de nombre de CDC a PDCat, en el verano de 2016, ha explicado.

Mas ha aprovechado que hoy, 9 de enero, hace dos años de su paso al lado y la designación de Puigdemont como 130 presidente de la Generalitat pera abandonar, también la presidencia del partido. Acompañado por su esposa, Helena Rakosnik, però también por su sucesora en el cargo, Neus Munté, así como por la dirección, Marta Pascal, David Bonvehí, Ferran Bel, Mercè Conesa i el incombustible Xavier Trias. Sobre todos ellos recae ahora la dirección del PDCat y el camino a la nueva marca, Junts. Mientras, Puigdemont sigue en Bélgica deshojando la margarita de qué hacer.

No se retira de la política

Para Mas, que no ha participado de la reunión de la ejecutiva del partido de esta tarde, su acción política se ha basado en tres principios: primero está el país, Cataluña; en segundo lugar, el partido y al final la persona. Ha dejado claro que no se retira de la política y ha destacado como logros de su paso por la primera línea haber ganado cinco elecciones y haber participado en el pacto del Estatut de 2006.

Según Mas, el resultado del 21D obtenido por Junts per Catalunya abre nuevas expectativas electorales al PDCat. "Cuando parecía que tendríamos unos 400.00 votos, nos aupamos hasta los 940.000", lo que deja una gran base para "solidificar el proyecto".

Mas ha presentado su dimisión enviando una carta a la coordinadora, Marta Pascal, así como otra misiva a la militancia, dónde expone sus dos motivos. Con Mas desaparece de la escena política catalana el último dirigente que pactó el Estatut de 2006. El procés, iniciado por él mismo, ha engullido a los líderes políticos y a los partidos que participaron en él.

 

Jordi Oliveres es periodista