Cataluña
La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, junto a Meritxell Batet, en la Cámara Baja - Twitter PSOE Congreso
La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, junto a Meritxell Batet, en la Cámara Baja
|
Fuente
:
Twitter PSOE Congreso

El PSOE pregunta qué saben los espías españoles de la injerencia rusa en Cataluña

Pide la comparecencia de la vicepresidenta en la Comisión de Secretos Oficiales tras la investigación abierta desde Estados Unidos

Jue, 16 Nov 2017

El PSOE ha pedido la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso para que informe de las posibles “injerencias” rusas en la situación en Cataluña, así como qué medidas ha puesto en marcha para combatirlas.

Así lo ha avanzado la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, que cree que la comisión de gastos reservados, más conocida como de secretos oficiales, y que se reúne a puerta cerrada, es el ámbito idóneo para que el Ejecutivo informe de esas posibles injerencias de un país extranjero en la vida política española.

Robles ha alertado de que esas injerencias podrían haber afectado a la seguridad, no sólo de España, sino de toda la UE, ya que procederían de un país tercero como Rusia.

Por eso considera “obligación” de su partido solicitar al Gobierno que informe en sede parlamentaria, aunque con la necesaria reserva, de si son ciertas esas noticias, si las ha investigado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y si se han puesto en marcha medidas correctoras.

“Queremos estar informados de si hay alguna actuación extranjera que pretenda interferir en la vida política”, ha insistido Robles, que ha garantizado que da un “margen de confianza” al Gobierno porque se trata de una “cuestión de Estado” y es necesario que se despeje “cualquier duda”.

Investigación desde EEUU

La petición del PSOE llega después de que Estados Unidos también haya iniciado una investigación sobre las posibles injerencias rusas en el proceso independentista catalán. Según recogió el diario El País, desde el Departamento de Estado, el Gobierno de Donald Trump afirmó encontrarse “muy preocupados” por este hecho.

“Cualquier esfuerzo ruso, ya sea externo o a través de actores internos, de influir inapropiadamente en los asuntos internos de España sería completamente inaceptable”, afirmó un portavoz.

El Gobierno ruso, por su parte, rechazó este mismo miércoles las acusaciones de injerencia en la situación de Cataluña y las consideró una muestra más de la histeria contra Rusia desatada en Occidente, así como de la incapacidad de los países afectados para lidiar con sus problemas internos.

“Ya estamos acostumbrados a que, según algunas observaciones, algunos de nuestros socios en Europa y Estados Unidos parece que no tienen otra cosa que hacer que presentar acusaciones contra nuestros medios y declararles agentes extranjeros”, llegó a asegurar el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.