Desde que ha empezado el año, y se han comenzado a ‘oler’ las elecciones europeas y la importancia creciente que tienen en sí mismas, pero también en cuanto a tendencia para el resto del ciclo de convocatorias electorales que se producirán hasta el fin de 2015, se han publicado tres sondeos. Y en los tres se puede leer un ‘mensaje’ básico que permite comenzar a prever con cierta claridad lo que podría pasar: el ciclo de victorias electorales del PP que se inició, precisamente con las europeas, el 7 de junio de 2009 estaría acabando.

19 escaños para el PSOE, 17 para el PP
Los sondeos que han comenzado a realizarse, y que menudearán más según se acerquen los comicios, mostrarían el fin de ese ciclo. El último lo ha realizado el Instituto DYM, y lo publica El Confidencial. Según esa encuesta, realizada en la última semana de enero y primeros días de febrero, la lista encabezada por Elena Valenciano lograría 19 escaños, y obtendría dos de ventaja sobre la del PP, que aún no ha designado a su cabeza de lista.

Preocupa Madrid y Valencia
Según informa Vozpópuli, los técnicos de Génova detectan con preocupación tres grandes zonas donde la tendencia de voto es menguante. Valencia y Madrid, por su significado y el volumen de su militancia, son los dos territorios que más inquietan, porque son feudos tradicionales del PP y pueden inclinar unas elecciones.

Beneficiando a UPyD
En concreto, la formación de Rajoy sufre una fuga de apoyos rumbo a UPyD en las dos comunidades, particulamente en Madrid, donde esa deserción resulta ostensible. En la Comunidad Valenciana la caída de respaldo a los populares es aún mayor, especialmente en dirección al partido magenta y, particularmente, a la abstención. En Cataluña el principal rival del PP es Ciutadans, la formación que lidera Albert Rivera y que compite a las europeas con el abogado televisivo Javier Nart como cabeza de lista.

Corrupción y descrédito
La preocupación con los datos que arrojan los sondeos de Madrid y de Valencia confirman las sospechas. No se advierte recuperación, en especial en la Comunidad Valenciana donde el votante 'desertor' es muy numeroso. El PP valenciano , pese a sus mayorías absolutas, ha sido un desastre, chapotenado permanentemente en la corrupción y el descrédito. Su actual presidente, el insípido Alberto Fabra, no ha logrado invertir la tendencia, aventura, por lo demás, casi prometeica, habida cuenta la terrible herencia recibida.

Desencanto y escepticismo
A la par, Vozpópuli asegura que los problemas de Madrid, un territorio mucho más ideologizado, se centran fundamentalmente en el desencanto, el escepticismo y el cabreo de sus simpatizantes. No es tanto el perfil de los líderes del PP como el rechazo a las promesas electorales no cumplidas. UPyD recibe aquí mucho voto en fuga, lo que sin duda será fundamental de cara a las autonómicas y municipales más que en este trance europeo.