Así, en rueda de prensa, Bouza, que ha reconocido sentirse "orgulloso" de esta resolución, ha afirmado que Visteon no puede "ni cerrar, ni despedir a ningún trabajador", por lo que tendrá que seguir vinculada a El Puerto de Santa María y dar carga efectiva a la plantilla.

Inicial interés
Por su parte, según han indicado desde la multinacional tras haber tanteado más de 170 empresas, dos de ellas expresaron un inicial interés y se les proporcionó información adicional sobre la planta, incluyendo visitas a la misma y reuniones con la dirección y con los representantes de los trabajadores.

Ningún inversor
Sin embargo, después de sus respectivos análisis, ambas empresas han retirado su interés en la planta de 'Cádiz Electrónica'. Por lo tanto, la compañía manifiesta que, "a pesar del esfuerzo realizado, no ha sido posible identificar ningún nuevo inversor".

"Cerrado definitivamente"
Visteon, que se ha comprometido a respetar la "solicitud de confidencialidad" de las dos empresas anteriormente señaladas, expone que, debido a lo expuesto, el proceso de búsqueda de nuevo propietario "se ha cerrado definitivamente".