El autor del mensaje, que se ha convertido en viral, es el exalcalde de Carmona y exdirigente de IULV-CA Sebastián Martín Recio, médico de profesión, quien hacía un llamamiento a través de las redes sociales en busca de apoyos a una investigación contra el cáncer realizada por científicos de la Universidad de Granada. A lo largo de la última semana y hasta este lunes el 'whatsapp' de Martín Recio ya había alcanzado a 260.000 personas en toda Andalucía. ¿Y cuál es tan exitoso mensaje? Este: que en la capital granadina se había conseguido un medicamento para tratar las enfermedades cancerígenas "con menos efectos secundarios que la quimioterapia" y que la investigación necesitaba urgentemente respaldo financiero para culminar con éxito, ya que "está a la espera de confirmar resultados en humanos". UN LOGRO CIENTÍFICO ANDALUZ "Debo empezar pidiendo disculpas por escribir algo sin personalizar", comienza el mensaje de Sebastián Martín Recio, al que Europa Press ha tenido acceso a través de la plataforma 'Change.org'. El médico, ya jubilado, continúa explicando que el logro de este medicamento no se ha conseguido "ni en Alemania ni en Estados Unidos", sino en Andalucía. El 'whatsapp' comenzó a difundirse la semana pasada, antes del Pleno del Parlamento andaluz donde se aprobaban los Presupuestos de 2016. De hecho, los partidos tomaron buena nota. Según explicó Sebastián Martín a través Change.org, "el PSOE ha incorporado la enmienda al proyecto de presupuestos por el que se dotan 200.000 euros a la investigación 'Cabimer' contra el cáncer". La enmienda contó "con el apoyo de Ciudadanos, por lo que la partida saldría adelante y permitiría trabajar al equipo médico durante todo 2016", con lo cual se posibilitará “a los profesores Marchal y Campos poder trabajar durante el año que viene y dar el salto en la investigación para poder probar con personas". Además de usar la exitosa mensajería instantánea, los investigadores ya habían presentado 175.000 firmas en el Parlamento y todos los grupos “mostraron su predisposición al apoyo de esta iniciativa", que "a día de hoy logrado multiplicar el número de firmas y ya son más de 340.000 siendo la petición que mayor crecimiento está teniendo en Change.org", explicaba a Europa Press el director de Campañas de Change.org, José Antonio Ritoré. EL MENSAJE Este es el mensaje íntegro de Martín Recio: "Hola. Este es un mensaje que remito a todos los contactos que me deja esta lista, así que debo empezar pidiendo disculpas por escribir algo sin personalizar; espero que al terminar de leer se entienda el por qué, ya que no hay tiempo material para ello. Pido disculpas también a toda esa gente a la que le pille por sorpresa recibir un mensaje mío sin haberlo hecho quizás en años, o incluso tal vez nunca, sin embargo pienso que el motivo justifica la acción, ya que más o menos de cerca, es una realidad que nos puede afectar a todos. El asunto es que se ha desarrollado un medicamento contra el cáncer aquí mismo, en Granada, (que no en Estados Unidos ni Alemania...) que a la espera de confirmar resultados en humanos, no sólo funciona, sino que además parece no tener ni remotamente los efectos secundarios de la quimio. El problema es que la mayoría de los medios de comunicación parece tener otras prioridades. Se ha creado una plataforma de recogida de firmas para apoyar la iniciativa y este es el enlace, dentro del cual se puede obtener más información: Enlace de Change para firmar." EL MEDICAMENTO Según la nota científica difundida en su día, el trabajo del equipo andaluz de investigadores, liderado por la Universidad de Granada, ha demostrado la eficacia de un nuevo fármaco frente a las células madre cancerígenas (CMC), responsables del inicio y crecimiento del cáncer, de la recaída tras la quimioterapia y de la formación de metástasis. Este medicamento, denominado Bozepinib, ha resultado efectivo en un estudio realizado en ratones, y que se ha publicado en la prestigiosa revista 'Oncotarget'. Las CMC se encuentran en los tumores en un número muy bajo, y tienen como característica importante la formación de las metástasis en sitios diferentes al tumor original. Debido a que en condiciones normales se encuentran en estado durmiente (esto es, sin dividirse), la quimioterapia y la radioterapia convencionales actúan sobre las células del tumor más diferenciadas, que se encuentran en división, pero no son capaces de destruir estas CMC. De hecho, tras una respuesta inicial al tratamiento, muchos pacientes con cáncer tienen recaídas debido a que estas CMC no han sido destruidas. Puedes leer más aquí.