El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha recordado hoy que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró en 2014 "que jamás pactaría con Podemos, porque es populismo bolivariano, y sus políticas conducían al corralito y a la cartilla de racionamiento y crearían pobreza en España".

Con el PP de Málaga
Casado, que ha presidido la Junta Directiva Provincial del PP de Málaga, ha afirmado que después, en las elecciones municipales y autonómicas, hubo un "cambio de principios" y el PSOE pactó con Podemos en ayuntamientos y comunidades autónomas. En aquel momento pensó "que podía ser algo coyuntural para cortar el paso de Susana Díaz, a quien le importa más Ferraz que Andalucía", según Casado, pero ahora está observando "una hoja de ruta" del PSOE "para evitar que el PP gobierne".

Palizas a los tertulianos de derechas
Ha resaltado que Podemos es el partido "que pedía disculpas por no ir a pegar palizas y a matar con escopetas a los tertulianos de derechas de las televisiones, que decía que el terrorismo etarra tiene una explicación política y que la Policía repartía heroína en el País Vasco y por eso se producía la 'kale borroka'". También ha declarado que el partido de Pablo Iglesias es la formación "que recibe subvenciones de Irán o asesora en Venezuela a Maduro para encarcelar a periodistas". Para Casado, las críticas en el seno del PSOE como las de Felipe González "pueden ser la punta del iceberg de un descontento mucho más grande", aunque ha lamentado que quienes discrepan "nunca dan el paso" de manifestarlo.

Oferta de Rajoy al PSOE
Sobre la oferta de Rajoy de apoyar al PSOE en administraciones locales y autonómicas donde necesite el respaldo de Podemos, Casado ha recordado que Patxi López "gobernó en el País Vasco con los votos del PP sin pedir nada a cambio". Ha lamentado que se utilicen como "excusa" los últimos casos de corrupción, y ha subrayado en este sentido que le "asquea cualquier caso de corrupción. "En España no hay impunidad, la Justicia, la Fiscalía, los jueces y la Agencia Tributaria actúan con absoluta independencia y severidad y confiamos en que el Estado de Derecho y la Justicia se acaben abriendo paso", ha resaltado.

Interinidad
El vicesecretario de Comunicación ha asegurado que el PP "es un partido íntegro y honesto", y "cualquier conducta que se aparte de esa integridad y esa honestidad tiene todo el desprecio y reproche". Ha expresado su confianza en que "al final la cordura impere" para la formación de Gobierno, porque la "interinidad a nadie beneficia", ha advertido. Respecto a la posibilidad de unas nuevas elecciones, ha apuntado que el PP "no saldría perjudicado", porque es "el único partido que tendría mejores resultados que en diciembre", pero los comicios llevarían "a una incertidumbre e inseguridad en un momento crucial para España".

Decisión responsable de Rajoy
"El mandato de las elecciones no fue de cambio, fue de pacto", según Casado, que ha recordado los buenos datos de desempleo conocidos hoy, que muestran que "han merecido la pena los esfuerzos" de los últimos cuatro años y que "no se pueden tirar por la borda". Sobre la decisión de Rajoy de declinar presentarse a la investidura, ha apuntado que fue "correcta" porque no se debía producir una situación que podía afectar "al prestigio de las Cortes Generales y del jefe del Estado".

Estrategia suicida de Sánchez
Ha afirmado que la izquierda pretendía "estar pactando bajo cuerda y repartiéndose los ministerios", mientras Rajoy se sometía a la investidura, con el objetivo de transmitir "una imagen de supuesta soledad del PP". Casado ha criticado la "estrategia suicida de Sánchez", al que "le da igual con tal de poder ser cinco minutos presidente del Gobierno" y ha reclamado al PSOE "que diga abiertamente si va al pacto con Podemos y con los secesionistas".