Esta operación se produce a pocos días de que el PP andaluz, por fin, desvele quien será su candidato a la presidencia de la Junta, una incógnita a revelar en la que el alcalde de Tomares y Secretario General del PP andaluz, José Luis Sanz, tenía muchísimas "papeletas" para ser nominado. Sin duda un importante contratiempo para las aspiraciones de Sanz por el momento en el que se produce.

La Policía judicial requisa un ordenador
La Policía Judicial ha requisado este jueves dos ordenadores del Ayuntamiento de Tomares, después de que el secretario del juzgado que instruye las diligencias abiertas tras la denuncia interpuesta por la Fiscalía por unas contrataciones irregulares realizadas durante el anterior mandato se presentara con una orden judicial en la sede municipal. Los ordenadores requisados pertenecen al actual concejal de Medio Ambiente, Juan Campos, y del contratado de Medio Ambiente, Juan David Bretones. La investigación "continúa abierta" y hasta el momento no se han producido detenciones.



Denuncia penal interpuesta por Fiscalía
Según las fuentes, esta operación realizada por orden judicial guardaría relación con la denuncia penal interpuesta por la Fiscalía por posibles delitos de malversación y prevaricación contra el concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Tomares, Eloy Carmona (PP); el concejal de Medio Ambiente, Juan Campos; y la antecesora de este último en el cargo, Mercedes Fuentes. La denuncia deriva de los hechos elevados al Ministerio Público por los concejales del PA y de IU-CA, a cuenta de la contratación de Juan Campos, en el pasado mandato para la elaboración de una serie de informes con cargo a las arcas municipales.

Informes encargados por José Luis Sanz
El asunto responde a los informes que el Ayuntamiento de Tomares, gobernado por José Luis Sanz (PP), encargó en el pasado mandato a quien actualmente ocupa el área municipal de Medio Ambiente, el actual concejal popular Juan Campos.

Informes de tan solo dos o tres líneas
Según la denuncia elevada a la Fiscalía por las fuerzas de oposición, se trataba de informes de apenas dos o tres líneas de comentarios y que habrían sido elaborados 'a posteriori', precisamente para justificar el dinero abonado a Campos en el mandato anterior con cargo a las arcas municipales. Las fuerzas de oposición, además, avisan de una vulneración de las normativas de contratación del sector público, señalando que el contrato firmado entre el Ayuntamiento y Juan Campos fue formalizado en octubre de 2007 por un año "improrrogable", pero los trabajos y pagos se prolongaron hasta 2009.

Defensa del Gobierno local
El Gobierno municipal, de su lado, ha defendido hasta el momento que Juan Campos fue contratado en el pasado mandato para labores de "supervisión o asesoramiento" en materia de zonas verdes, tráfico, recogida de basura y limpieza viaria y, como tal, habría elaborado informes "acompañados en muchas ocasiones con hasta 200 fotografías" para su estudio de cara a las actuaciones municipales.

Sanz muestra su "más absoluta tranquilidad"
El alcalde de Tomares ha dado orden a los funcionarios del Ayuntamiento para que faciliten toda la información que requiera la policía al tiempo que ha mostrado su "más absoluta tranquilidad" porque no hay "nada que ocultar". En un comunicado del Ayuntamiento, se ha indicado que estos hechos se están afrontando desde una "absoluta transparencia", porque no hay "nada que ocultar, y se ha actuado siempre atendiendo a la ley y contando con el visto bueno de los funcionarios responsables", por lo que el alcalde y su equipo de gobierno son los primeros interesados en "que todo se aclare cuanto antes".